Nueva Jersey reajusta las restricciones de reuniones en interiores y exteriores para mitigar la propagación del COVID-19

Foto: Kim Jarret/ The Center Square

Después de un fin de semana que acumuló 8.935 contagios en el estado y una tasa de infección que continúa en ascenso, el gobernador restableció limitaciones para la cantidad de personas en espacios tanto abiertos como cerrados.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, firmó una orden ejecutiva que dispone a partir de este martes un máximo de 10 personas en reuniones interiores e impone un límite de 150 personas en reuniones al aire libre, desde el 23 de noviembre, como medida para mitigar el incremento acelerado de casos en la región.

“Creemos que esos son pasos, junto con algunos de los otros pasos que hemos tomado, que con suerte comenzarán a reducir estos números. Esto es mucha transmisión en entornos privados. Particularmente con las fiestas que se acercan, tenemos que suplicarle a la gente que no se suelte el pelo, que esté alerta, distancia social, cubrirse la cara, lo básico”, dijo Murphy este lunes a MSNBC.

Las nuevas medidas significan una reducción de capacidad de las reuniones en interiores de 25 a 10 personas y una disminución de 500 a 150 asistentes en los encuentros al aire libre, aunque no afectará los eventos en espacios cerrados como servicios religiosos, eventos políticos, bodas, funerales, servicios conmemorativos y actuaciones.

“Ha empeorado y va a empeorar. Así que tenemos que ser honestos con la gente. Particularmente con el clima frío… con las vacaciones, esto va a empeorar”, advirtió el gobernador y dejó abierta la posibilidad de un cierre del estado, tal como ocurrió en marzo por la alta transmisión de casos.

En su habitual rueda de prensa en Trenton, el gobernador recordó que el sábado se registraron 4.395 contagios y el domingo 4.540 casos, indicadores que constituyen las cifras más altas contabilizadas desde que se detectó el primer caso el 4 de marzo en Nueva Jersey.

Para este lunes, la cantidad de infecciones cerró en 2.232 que, junto a los números del fin de semana, acumulan 14.566 casos en tres días y elevan el conteo global a 281.493. El número total de fallecidos ascendió a 14.779, luego de los 14 decesos que se sumaron este lunes.

La cantidad de pacientes hospitalizados por COVID-19 se ubica en 2.115, aunque es una estadística que todavía se mantiene distante del récord de 8.270 alcanzado el 15 de abril en el peor momento de la pandemia.

En víspera del Día de Acción de Gracia, Murphy alertó a los residentes a desarrollar reuniones lo más pequeñas posibles, debido a lo “peligrosos” que son los lugares cerrados en los hogares para la propagación del virus. “Cuanto menor sea la reunión, menos probable es que alguien esté infectado”, destacó.

A su vez, el gobernador exhortó a todos los residentes a descargar la aplicación COVIDAlertNJ como una herramienta para combatir el virus en un momento en el que la tasa de positividad del virus se ubica en 1,40%. También instó a todas las personas a colaborar con el cuerpo de rastreo de contactos comunitarios para que “no te conviertas en un súper esparcidor” del virus.

En otro punto, resaltó los avances de vacunas prometedoras como las de los laboratorios de Pfizer y Moderna, pero enfatizó que “aún no hay una vacuna disponible” y que en el caso de aprobarse un antídoto “llevará meses alcanzar un nivel de vacunación para comenzar una ‘nueva normalidad’”.

Debido a las preocupaciones por el Coronavirus, Murphy estableció la semana pasada restricciones para restaurantes, bares, clubes, salones de belleza y casinos, así como la prohibición de deportes interestatales y escuelas secundarias. Asimismo, autorizó a los municipios y condados a regular el horario de funcionamiento de los negocios no esenciales después de las 8 pm.

Translate »