Nueva Jersey permitirá que las familias decidan si sus hijos continúan con el aprendizaje a distancia

Foto: Daniel Hurst

El regreso a clases de manera presencial está previsto para otoño, aunque se les daría a los estudiantes la posibilidad de decidir su propio modelo de aprendizaje. 

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, anticipó que las actividades escolares reanudarán en septiembre en todo el estado, con la posibilidad de que las familias decidan si prefieren que sus hijos asistan a clases o continúen con el aprendizaje remoto desde sus hogares. 

La determinación fue tomada por el Departamento de Educación, que hará explícitas las medidas que se deberán respetar para volver a las aulas. Si bien se prevén más detalles durante el transcurso de esta semana, el gobernador anunció que podrán optar la forma de cursado y “queríamos que todos supieran ahora que permitiremos este paso”. 

A pesar de que el retorno a los establecimientos educativos se analiza minuto a minuto, dependiendo los niveles de propagación del COVID-19, desde el gobierno de Nueva Jersey se le solicitó a las escuelas que planifiquen las medidas de seguridad que se utilizarán al momento de reiniciar las actividades. 

De igual manera, existe un guía estatal denominada “The Road Plan”, que exige que los establecimientos educativos puedan hacer cumplir el distanciamiento social, como así también realizar controles de temperatura y contar con un plan de emergencia en caso que un estudiante o miembro del personal docente presente síntomas.  

Si bien la planificación del estado no establece cuál es la cantidad mínima de alumnos que deberá albergar cada institución, la intención es lograr un aprendizaje híbrido como se viene evaluando en otras regiones del país, que utilice las modalidades virtual y presencial para disminuir el número de personas que asisten físicamente a clases. 

En ese sentido, se planea la rotación de dos grupos que irán de acuerdo al día de la semana. A su vez, el gobernador Murphy anunció la entrega de 54 millones de dólares que serán destinados para que las escuelas puedan comprar más equipos para reducir la “brecha digital” y posibilitar que los alumnos que no pierdan instancias de aprendizaje.

Translate »