Nueva Jersey: miles de trabajadores estatales retomaron sus actividades presenciales a partir de este lunes

Foto: Mapbox on Unsplash

Después de 18 meses de labor a distancia para mitigar la propagación del COVID-19, el sector público retomó sus actividades en las oficinas 

Desde este lunes entra en vigencia en Nueva Jersey el mandato que exige al personal escolar y empleados estatales estar completamente vacunados o someterse a pruebas semanales contra el COVID-19, una circunstancia que habilitó el camino para que miles de trabajadores retomen sus labores presenciales, informó Alyana Alfaro, portavoz del gobernador Phil Murphy.

Según el balance oficial, si bien un número importante de trabajadores retomaron sus actividades este lunes, otros se incorporarán gradualmente durante el próximo mes.

En un año pandémico que obligó a miles de personas a permanecer en casa por los riesgos de exposición ante la presencia del virus, datos de la Comisión de Servicios Civiles del estado muestran que, de una plantilla de 74.369 trabajadores activos para octubre de 2019, ese número se redujo a 71.174 este mes.

Las cifras evidencian que muchos trabajadores abandonaron sus puestos de trabajo para evitar exponerse a un posible contagio en el auge de la pandemia.

Pese a este contexto en varias áreas del sector laboral, Fran Ehret, director de Communications Workers of America del área de Nueva Jersey, declaró a nj.com que la fuga de talentos no se evidenció con la misma proporción dentro del sector público , debido a que los beneficios laborales son bueno y eso retiene a los trabajadores.

“El reclutamiento externo es difícil en este momento, y los puestos en el gobierno estatal generalmente toman más tiempo en cubrirse que los trabajos en la industria privada”, indicó Ehret.

La reactivación de las actividades presenciales en el sector público ocurre cuando 5,9 millones de residentes ya están completamente vacunados, aunque los indicadores sanitarios han mantenido un promedio en alza de 1.400 contagios por día y 5 fallecidos en la última semana.

Sin embargo, las cifras de salud estatales reflejan que las hospitalizaciones han disminuido y suman 890, en comparación con las 946 camas ocupadas a finales de agosto.

Translate »