Nueva Jersey levanta la orden de “quedarse en casa”

Tras poco más de dos meses de aislamiento, los habitantes de la ciudad podrán volver a una “nueva normalidad” utilizando protectores faciales y manteniendo la distancia. 

La orden de “quedarse en casa” fue levantada por el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, durante la conferencia de prensa de ayer. Además, se anunciaron nuevas medidas de reapertura y se aumentó el número de personas que podrán participar de reuniones, tanto en interiores como al aire libre. 

Con la intención de “aplanar la curva”, el pedido de permanecer en los hogares fue realizado el pasado 21 de marzo, con la salvedad de circulación solo para el personal esencial y/o casos excepcionales. La decisión fue levantada en un estado que presenta una baja en las hospitalizaciones, y una tendencia decreciente en las transmisiones y muertes a raíz del Coronavirus.

Phil Murphy fue claro con su pedido de mantener la alerta para controlar la propagación del COVID-19 y solicitó a los habitantes que “sigan siendo responsables y seguros”. A la vez, insistió en la idea de continuar con todas las medidas necesarias: “Use cubiertas para la cara y mantenga una distancia social de los demás cuando esté en público”.

Otra de las resoluciones anunciadas por el gobernador implican el aumento del límite de personas en los encuentros sociales. “Las reuniones en interiores serán permitidas en un número que sea menor del 25% de la capacidad del establecimiento o 50 personas en total. El límite de reuniones al aire libre se elevará a 100 personas”, expresó. 

Respecto a este tema, Murphy anticipó que la cantidad de participantes permitida podría incrementarse en la medida en que la propagación se mantenga controlada. El aumento sería de 250 personas a partir del 22 de junio y ya está previsto autorizar reuniones de hasta 500 personas para el 3 de julio. 

Translate »