Nueva Jersey implementará una prueba rápida de COVID-19 que ofrece resultados con 99% de exactitud

Foto: Nj.com

El Estado Jardín se convertirá en una de las seis entidades del país que comenzará a utilizar este novedoso método de testeo para descartar pacientes contagiados en medio de la segunda ola que azota al país.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murhy, anunció que próximamente llegará al estado una prueba rápida de COVID-19 que otorga resultados en 20 minutos con un 99% de precisión.

Durante una rueda de prensa, el mandatario explicó que el Departamento de Salud federal seleccionó a la región como una de las primeras de EE.UU en donde se distribuirá este tipo de test. El objetivo es priorizar su uso en las comunidades más vulnerables, incluyendo las instalaciones de atención a largo plazo y los hogares de veteranos.

Murphy indicó que están mejor preparados para enfrentar una segunda ola de contagios, ya que cuenta con “un régimen de pruebas mucho más sólido” y “una mayor capacidad para movilizar eficazmente equipos de puntos de acceso y otros recursos”. En este momento, el estado tiene un promedio de 45.000 pruebas de PCR al día.

De acuerdo con la comisionada de salud estatal, Judith Persichilli, se trata de una prueba molecular desarrollada por CUE Health que se aplica con un hisopo nasal y cuenta con una tasa muy baja de resultados falsos positivos en comparación con las pruebas rápidas de antígenos empleadas hasta el momento. “Esperamos que funcione mejor que las pruebas de antígenos”, expresó.

El reporte de casos de este viernes cerró con 3.399 casos por COVID-19 para elevar el conteo a 270.383 infecciones desde el inicio de la pandemia. Durante seis días consecutivos los registros se han mantenido por encima de los 3.000 casos diarios y el número de fallecidos se ubicó en 28 para contabilizar un total de 14.721 decesos por la enfermedad.

Aunque Murphy ha tomado medidas para combatir la segunda ola de contagios, como restricciones para restaurantes, bares, clubes, salones de belleza y casinos, así como la prohibición de deportes interestatales y escuelas secundarias, considera que este brote es distinto al de marzo y abril.

“La segunda ola es diferente a la que enfrentamos en la primavera, cuando nos vimos obligados a tomar medidas drásticas en todo el estado para mitigar la propagación descontrolada en todo el estado ante la escasez de recursos de pruebas y la limitación de PPE y ventiladores, entre otras necesidades críticas”, explicó.

De igual manera, la situación sanitaria en el estado es preocupante, así lo han advertido los funcionarios de salud al reportar que los 71 centros médicos del estado contabilizaron más de 1.800 pacientes al cierre del miércoles, una cifra que no se evidenciaba desde el 5 de junio. 

Translate »