Nueva Jersey asigna $750 millones para prevención de desalojo y asistencia en servicios públicos

Foto: Tw @GovMurphy

Se establecieron nuevos plazos de moratoria de desalojos y ejecuciones hipotecarias, así como protecciones especiales para los inquilinos que fueron directamente afectados por la pandemia

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, anunció la firma de dos paquetes de protección por $750 millones de dólares que tienen como objetivo la prevención del desalojo de viviendas y la asistencia con servicios públicos para las familias afectadas durante la pandemia.

Desde la gobernación, desglosaron que se otorgará $500 millones para el Programa de Asistencia de Alquiler de Emergencia COVID-19 (CVERAP) y $250 millones para asistencia de servicios públicos.

Por medio del programa de asistencia de alquiler, todos los residentes del estado con salarios familiares por debajo del 120 % de ingresos medios del área (AMI) tendrán amparo hasta agosto y ciertos hogares con ingresos por debajo del 80 % del AMI estarán protegidos del desalojo hasta el 31 de diciembre.

La vivienda y el acceso a los servicios públicos son fundamentales para la salud y la seguridad humana, y queremos asegurarnos de que la mayor cantidad de solicitantes elegibles afectados por la pandemia obtengan la ayuda que necesitan durante este tiempo desafiante “, dijo el gobernador Murphy.

Otra legislación promulgada por el gobernador, ofrece protección adicional para las personas que no pudieron pagar el alquiler durante la emergencia de salud pública y ordena que los registros judiciales relacionados con su falta de pago durante este período se mantengan confidenciales.

Datos revelados por NJ.com, detallan que entre abril de 2020 y abril de 2021 se presentaron más de  60.000 casos ante los tribunales para desalojar a los inquilinos.

La legislación precisa que los inquilinos no podrán ser desalojados por ningún alquiler pendiente mientras esté la moratoria de desalojo vigente, siempre y cuando  cumplan con los parámetros establecidos.

Sin embargo, la deuda del alquiler queda pendiente a los propietarios y estos pueden reclamar esta renta acumulada mediante un fallo monetario.

La moratoria sobre ejecuciones hipotecarias termina el 15 de noviembre para todos los niveles de ingresos, incluyendo a los propietarios que enfrentan una ejecución hipotecaria y actualmente tienen inquilinos.

La Casa Blanca anunció que la moratoria nacional, que impedía desalojos de inquilinos, culminaría el 31 de julio, ya que la medida sólo podía ser extendida por el Congreso. A su vez, el gobierno federal asignó 21.600 millones de dólares adicionales a través del Plan de Rescate para Asistencia de Alquiler de Emergencia.

Translate »