Nueva Jersey analiza otro cierre masivo debido a la gran cantidad de casos de COVID-19

Foto: Flickr Murphy

Tanto el gobernador como los alcaldes de varias ciudades se encuentran debatiendo esa alternativa. El comportamiento durante el Día de Acción de Gracias sería clave para tomar una decisión.

Con la famosa segunda ola del COVID-19 en plena efervescencia, Nueva Jersey se encuentra analizando seriamente la posibilidad de un nuevo cierre masivo en el estado, debido a la gran cantidad de contagios registrados durante las últimas semanas.

Luego de varios meses con un promedio de entre 300 y 500 casos, el Estado Jardín no fue ajeno a la disparada de casos generalizada en todo el país, y registra jornadas con más de 3.000 infecciones, con picos de más de 4.000.

Esos números no se registraban desde el inicio de la pandemia, lo que obliga a las autoridades a pensar en las mismas medidas que se llevaron a cabo durante el inicio de la pandemia: cierres masivos, fuertes restricciones y la orden de quedarse en casa para todos los ciudadanos no esenciales.

Sin embargo, por el momento pocos se atreven a admitirlo en voz alta. El gobernador Phil Murphy, por ejemplo, ha mencionado que “no descarta” esta alternativa, aunque mencionó tres cierres puntuales que podrían producirse en el caso de que la situación continúe empeorando.

El mandatario, además, busca tomar las decisiones con el mayor consenso posible, debido a que ya pagó un alto costo político de los sectores afectados por las clausuras y limitaciones.

Por ello cobran relevancia las declaraciones que brindó este miércoles el alcalde de la ciudad de Orange, Dwayne Warren, que admitió que el municipio “considera un cierre si los números continúan aumentando”.

El funcionario, inclusive, precisó que “podría extenderse de 24 horas a 7 o 10 días”, aunque no especificó cuál sería el punto límite que le permitiría a la ciudad definir estas fuertes limitaciones.

Todo hace suponer que las consecuencias del Día de Acción de Gracias serán claves para determinar las acciones a futuro. Murphy, de hecho, ha reiterado varias veces su pedido para que los residentes se queden en casa y no asistan a grandes reuniones.


Si los ciudadanos del estado no cumplen con estas directivas -según una encuesta nacional, casi el 40% de los estadounidenses tiene previsto reunirse con más de 10 personas– el cierre del estado podría ser la única alternativa posible para evitar el desborde sanitario, debido a que actualmente la ocupación de camas ronda el 66% en los hospitales de Nueva Jersey.

Translate »