Nueva Jersey adopta métricas regionales de monitoreo de COVID-19 y se prepara para volver a clases

Foto: Pikist

Se buscará dividir el territorio en seis partes, de acuerdo a la situación epidemiológica particular.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, informó acerca de un estudio de métricas para el seguimiento de casos de Coronavirus en seis regiones del estado, con el fin de crear las condiciones que posibiliten el reinicio de la actividad escolar.

Los parámetros para definir la distribución regional se definen en función de los distintos niveles de riesgo. “Utilizando un conjunto integral de métricas”, el mandatario regional mencionó el papel del Departamento de Salud para dividir el territorio en seis partes, de acuerdo a la situación epidemiológica particular.

La decisión despertó la polémica en el sector comercial, al permitir la reactivación de las clases, mientras que el funcionamiento de ciertos rubros como restaurantes y gimnasios continúan inhabilitados. 

En respuesta a lo anterior, Murphy señaló que “lo regional realmente no funciona al menos en cosas como cenar, donde tienes una opción. En los distritos escolares se aplica porque ahí es donde vives habitualmente. Entonces funciona para la educación y no para otras actividades”.

Asimismo, agregó que los residentes podrían viajar fácilmente a otra región si los restaurantes o gimnasios reabrieran. “No se puede decir lo mismo de cambiar distritos escolares públicos sin moverse en la mayoría de las circunstancias”, concluyó.

Según el informe expuesto por el gobernador, el norte de Nueva Jersey registra un bajo rebrote de Coronavirus. A su vez, las zonas del centro y del sur se clasificaron como moderadas.

Nueva Jersey se mantiene en la Etapa 2 de su plan para levantar gradualmente las restricciones. Los gimnasios, los cines, bares y restaurantes permanecen cerrados hasta nuevo aviso.

Translate »