Nueva Jersey acumuló 35,5 pulgadas de nieve tras el paso de la tormenta y podría convertirse en un récord histórico en el estado

Foto: Twitter @NJTRANSIT

El fenómeno meteorológico azotó durante tres días en la región y produjo una caída de nieve con una densidad de 35,5 pulgadas, una marca que no se evidenciaba desde 1989 cuando una tormenta generó 34 pulgadas de hielo.

La Sede de la Región Este del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) publicó un informe sobre el nivel de nieve que cayó entre el domingo 30 de enero y el martes 2 de febrero en los estados afectados por la tormenta, donde se muestra que en la ciudad de Mount Arlington, en el condado de Morris, Nueva Jersey, se acumularon 35.5 pulgadas.

Aunque la alta densidad que se registró en el estado podría significar un nuevo récord en relación con la nevada de hace 22 años, el meteorólogo de la agencia Patrick O’Hara dijo que esta validación debe pasar por una investigación más amplia para ser confirmada.

“Pasará por mucho escrutinio. No serán días, no serán semanas. Probablemente tardará meses”, resaltó O’Hara.

Según el reporte del acumulado de nieve en los estados afectados, la ciudad de Nazareth, en el condado de Northampton, Pensilvania, se ubicó en el primer lugar con 36.1 pulgadas de nieve. Este hecho ocasionó la segunda tormenta de nieve más grande de la historia en Lehigh Valley.

El pronóstico del tiempo para los próximos días indica que gran parte de la nación se enfrentará a temperaturas muy frías antes de la segunda semana de febrero.

Además, las proyecciones revelan que si bien el clima estará menos helado, el aire ártico descenderá sobre el centro del país, por lo que se esperan temperaturas bajo cero nuevamente para este fin de semana.  

La fuerte tormenta obligó el cierre de oficinas estatales y los seis sitios de vacunación masiva en Nueva Jersey durante el martes, así como la suspensión de las actividades escolares.

Sin embargo, el gobernador Phil Murphy indicó que los centros de vacunación retomaron sus actividades este miércoles, aunque aseguró que el estado de emergencia relacionado con la tormenta seguirá vigente mientras se despejan las carreteras. 

Translate »