Murphy firmó una ley para proteger a las comunidades más pobres de Nueva Jersey de la contaminación

Foto: Tw Phil Murphy

La iniciativa insta al Departamento de Protección Ambiental a considerar el impacto ambiental que pueden generar ciertas industrias en las comunidades cercanas. Afecta a 310 municipios.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, firmó una histórica ley que busca proteger a las comunidades más pobres de la contaminación. El proyecto fue impulsado junto al senador, Cory Booker y decenas de legisladores y representantes locales.

La firma de la misma se llevó adelante en el Raymond Brown Park, un sitio que identifica a estas comunidades ya que se encuentra a la vera de la ruidosa Ruta 21, en el límite del vecindario Ironbound.

A través de esta nueva ley, se le otorga al Departamento de Protección Ambiental la facultad de determinar de qué manera la contaminación de una industria afectará a las comunidades que viven a su alrededor. Si se considera que el impacto negativo será desproporcionado, deberá rechazar las solicitudes de permiso para la instalación o renovación.

Además de esta tarea, tendrá la facultad de confeccionar una lista de aquellas comunidades que están sobrecargadas por la contaminación. Estos grupos tendrán que tener ciertas condiciones: que el 35% de su población sea de hogares de bajos ingresos, que el 40% se considere como minoría o miembro de una comunidad tribal o que el 40% de los hogares tengan un dominio limitado del inglés.

Esta ley afecta a 310 municipios y, según los datos de la oficina de Murphy, hay 4,5 millones de residentes de Nueva Jersey que cumplen con estas condiciones. “Hoy estamos enviando un mensaje claro de que no permitiremos que las comunidades negras y morenas de nuestro estado sean vertederos, donde se pasa por alto el acceso al aire limpio y al agua limpia”, dijo Murphy.

A su vez, las instalaciones que están afectadas son: plantas de energía que generan 10 megavatios o más de electricidad, incineradores, plantas de tratamiento de aguas residuales con una capacidad de más de 50 millones de galones diarios, instalaciones de residuos sólidos, rellenos sanitarios y cualquier industria definida como fuente importante de contaminación bajo la Ley Federal de Aire Limpio.

“Esta acción es un paso histórico para asegurar que el aporte y la verdadera colaboración de la comunidad sean un factor en las decisiones que tendrán un impacto acumulativo en los años venideros. Estoy increíblemente orgulloso de que Nueva Jersey sea ahora el hogar de la ley de justicia ambiental más sólida de la nación “, agregó el mandatario.

Si bien esta ley viene teniendo impulso desde 2008, este año aceleró su carrera luego que un estudio de la Universidad de Harvard revelara que las familias que están expuestas a la contaminación tienen más posibilidades de morir por Coronavirus.

Translate »