Murphy advierte que aún está “sobre la mesa” la posibilidad de cerrar Nueva Jersey

Foto: Flickr Phil Murphy

El mandatario indicó que él “no espera” que se deba volver a las medidas restrictivas de marzo y abril, pero pidió a los ciudadanos cuidarse para evitar retrocesos de fase.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, advirtió que aún se encuentra en evaluación la posibilidad de cerrar nuevamente el estado, tal y como ocurrió durante los primeros meses de la pandemia.

El argumento es la difícil situación que vive Nueva Jersey, que atraviesa un nuevo brote de contagios, con más de 4.000 casos diarios durante 10 de los últimos 16 días. Este fin de semana, los números bajaron ligeramente a 3.802 y 3.839 infecciones el sábado y domingo, respectivamente.

“No digo que (el cierre del estado) sea una posibilidad concreta, pero sí creo que tiene que permanecer sobre la mesa”, indicó el mandatario, que dijo que odia “tener que considerarlo” y espera, “si Dios quiere”, no tener que hacerlo.

“La buena noticia es que hay luz al final del túnel. Estoy hablando de las vacunas en particular”, siguió, aunque advirtió que “durante los próximos dos o tres meses” los habitantes del estado estarán “en lucha por sus vidas” pese a que comience el proceso de vacunación.

Hasta el momento, el Gobierno ha optado por otras alternativas para intentar contener la segunda ola de contagios, como realizar cierres parciales y establecer límites de horarios para determinadas actividades.

Entre esas medidas se destaca la restricción de funcionamiento para bares y restaurantes hasta las 10 p.m. y la reducción de la cantidad máxima permitida para reuniones en interiores (de 25 personas pasó a 10) y exteriores (de 500 a 150).

Aunque esas disposiciones no generaron una caída en los contagios, Murphy señaló que “no espera” tener que volver a las restricciones de marzo y abril, debido a que la gente tiene “mucha fatiga”.

“Eso genera que haya muchos contagios en ámbitos privados. Comienza a hacer frío, entonces lo que la gente hacía hace tres meses afuera, hoy lo hace dentro. A todo esto se le suma la temporada de festejos navideños, lo que genera un cóctel muy difícil de controlar”, manifestó, en diálogo con Fox News.

“Nos espera un viaje difícil, por eso necesitamos un estímulo federal importante que funcione como salvavidas para las pequeñas empresas, los restaurantes y los desempleados”, pidió, en relación a un reclamo que viene siendo una constante por parte de todos los gobernadores, aunque los republicanos y los demócratas no logran ponerse de acuerdo en el Congreso al respecto.

“Un estímulo federal nos daría muchas más municiones para hacer muchas más cosas en este momento. Realmente marcaría la diferencia”, aseguró.

Translate »