Milwaukee Bucks se solidariza con Jacob Blake y no se presenta al partido contra Orlando Magic

Foto: AFP

Los jugadores decidieron no saltar al campo de juego, mientras la prensa anticipa que podría ser la primera de varias iniciativas similares por parte de otras franquicias. Además, el plantel de los Bucks intenta comunicarse con el fiscal general de Wisconsin para encontrar una respuesta.

Los Milwaukee Bucks boicotearon el encuentro ante Orlando Magic en solidaridad con Jacob Blake, un hombre afroamericano de 29 años que recibió siete disparos por la espalda por parte de la policía en Kenosha, Wisconsin, y quedó paralizado de la cintura para abajo, según confirmó el padre de la víctima.

El estadio del complejo deportivo de Disney World se encontraba prácticamente vacío a la hora en la que debía comenzar el partido. Los jugadores visitantes no estaban realizando los ejercicios preliminares, mientras que los de Magic se retiraron al vestuario tres minutos antes del inicio.

La decisión de los deportistas marca un precedente y no será el único encuentro de la liga que se suspenderá. En su cuenta oficial de Twitter, la NBA anunció que después de la determinación de los deportistas los otros choques entre HOU-OKC y LAL-POR también han sido postergados. Asimismo, informó que los cotejos de cada serie se reprogramarán.

El reclamo fue más allá y se resumió expresamente en la declaración de George Hil, base de los Bucks: “Estamos cansados de los asesinatos y la injusticia”. A su vez, se prevé la publicación de un comunicado para asentar oficialmente la protesta.

Por su parte, Alex Lasry, vicepresidente de los Bucks, tuiteó: “Algunas cosas son más importantes que el baloncesto. La posición adoptada hoy por los jugadores y la organización demuestra que estamos hartos. El cambio debe ocurrir”. Por el hecho, el directivo se mostró “increíblemente orgulloso” y respaldó a los jugadores.

El suceso histórico puede llegar incluso al tablero político, debido a que la prensa reveló que los jugadores de los Bucks estarían intentando comunicarse con el Fiscal General de Wisconsin, Josh Kaul, al tiempo que el plantel de Orlando decidió retirarse del estadio sin aceptar que les den el partido por ganado ante el abandono de Milwaukee.

Tras la noticia del asesinato de Jacob Blake, varias estrellas como DeMar De Rozan, Donovan Mitchell y Jamal Murray se expresaron en las redes sociales apoyando a sus colegas y exigiendo “cambios” y “justicia”.

Cabe aclarar que la temporada de la NBA, interrumpida por el Coronavirus, se había reanudado en un contexto de manifestaciones luego del homicidio de George Floyd. Esto se vio reflejado antes del inicio de los partidos, durante el momento del himno, en donde los equipos se arrodillaron como símbolo de protesta. Mientras tanto, las palabras “Black Lives Matter” siguen marcando presencia en cada encuentro de la liga, con la voz y el pedido de justicia en lo más alto.

Translate »