MILPA marchará en Pensilvania este 12 de octubre para reclamar la regularización de 11 millones de inmigrantes

Foto: MILPA - Movimiento de Inmigrantes Líderes en Pensilvania

La movilización incluye una vigilia que comenzará a las 6 pm en Harrisburg para solicitar a los senadores Bob Casey y Pat Toomey su intervención ante el Senado en el camino a la ciudadanía de millones de inmigrantes indocumentados.

El Movimiento de Inmigrantes Líderes en Pensilvania (MILPA) anunció que el próximo martes 12 de octubre se movilizarán por Harrisburg en compañía de familias inmigrantes, clérigos, jóvenes y simpatizantes para solicitar a los senadores del estado y la vicepresidente Kamala Harris que se cumpla con el proyecto de ley migratoria propuesto por el presidente Biden para crear una vía para la ciudadanía de alrededor de 11 millones de personas.

“El momento es ahora, las familias no pueden esperar más por su seguridad. La ciudadanía para millones de madres, niños y trabajadores esenciales es de sentido común y popular en todos los partidos. El Congreso necesita hacer esto”, expresó Desi Burnette, coordinadora estatal del Movimiento de Líderes Inmigrantes en Pensilvania (MILPA).

De acuerdo con la organización de la actividad, los participantes consignarán cartas a nombre de la vicepresidenta y los dos senadores de Pensilvania para solicitarles que la petición de protección migratoria permanente se incluya en el proceso de reconciliación presupuestaria.

“Todos somos esenciales para nuestros hogares, nuestras comunidades y este estado. La ciudadanía para nosotros significa la seguridad de saber que nuestros hijos siempre nos tendrán aquí con ellos”, manifestó Madelyn, miembro de MILPA del condado de Dauphin

Si bien la Administración Biden busca dar un enfoque distinto para abordar la inmigración ilegal en el país, sus intentos se han encontrado con la resistencia de los principales representantes republicanos del Senado y la posibilidad de conseguir los 60 votos necesarios que habiliten el camino del plan de regularización demócrata.

Aunque la Administración Biden ha logrado demostrar algunas de sus promesas electorales al conceder protección migratoria temporal a 300 mil venezolanos, aún enfrenta una sentencia que dictaminó la suspensión de nuevas solicitudes para el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

En este contexto, el gobierno estadounidense busca frenar la crisis migratoria que se ha disparado en el límite sur con México, una situación por la que ambos países celebrarán una cumbre este viernes para abordar una estrategia común que ayude a fortalecer la seguridad en la frontera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »