Mike Pence: “La aplicación de la ley no es el problema, la aplicación de la ley es la solución”

Foto: @mike_pence

Durante su visita a Pensilvania, Pence remarcó la importancia del orden público en torno al aumento de la violencia en distintas ciudades del país.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, participó este jueves en un acto de campaña desde la estación de policía de Greensburg, en el condado de Westmoreland, donde convocó a los votantes a respaldar al presidente Donald Trump en noviembre y cuestionó la postura demócrata por llamar a desmantelar los departamentos de policía.

“Debemos restaurar la ley y el orden en las calles de nuestras comunidades para todos los estadounidenses de todas las razas, credos y colores”, manifestó Pence, en medio de un panorama nacional de protestas que se han desarrollado en varias ciudades del país y han tenido como demanda principal el cese de la brutalidad policial.

Pence desestimó un posible liderazgo de Biden frente a la presidencia al señalar que “duplicaría las políticas que conducen a la violencia en las calles de Estados Unidos”. A la vez, argumentó que el envío de oficiales federales a las ciudades “traerá paz y seguridad a todo el país”. Un comentario que resalta el reciente envío de 100 agentes generales a Portland para controlar las protestas.

El vicepresidente reiteró su apoyo a las fuerzas de seguridad y aseguró que “no vamos a desembolsar a la policía, ni ahora ni nunca”. Independientemente de destacar su labor,  destacó que no existen pretextos para lo que sucedió con George Floyd ni tampoco “hay excusa para los disturbios, saqueos e incendios provocados en los días que siguieron”.

Durante el mitin, Pence enfocó su discurso en la seguridad y tocó de manera muy breve la situación de la pandemia, que ya contabiliza más de 4.5 millones de contagios en el país. “Nuestros corazones se afligen con las más de 150,000 familias que han perdido a sus seres queridos”, expresó.

Por su parte, a través de un comunicado, Joe Biden criticó a Mike Pence y la mala gestión de la administración Trump” sobre el manejo de la pandemia. El líder demócrata culpó al manejo del Gobierno Federal por haber causado “estragos en la economía de Pensilvania”, a la vez que acusó de “llevar a más de 100.000 residentes del estado a contraer el virus”.

Pensilvania puede ser un estado clave de cara a las elecciones presidenciales, debido a que allí el actual presidente consiguió un sorpresivo triunfo ante Hillary Clinton en 2016 por 44.000 votos de diferencia, cuando todas las encuestas marcaban que la ex secretaria de Estado triunfaría con comodidad.

Translate »