Michael Cohen, ex abogado de Trump, regresó a la prisión de Nueva York

El ex asesor letrado del mandatario nacional había sido puesto en libertad anticipada para completar su condena en su domicilio, debido a la pandemia del COVID-19. 

Michael Cohen, ex abogado del presidente Donald Trump, regresó a la prisión de Nueva York por romper los términos de liberación domiciliaria que se establecieron para evitar la propagación del Coronavirus. El asesor letrado fue condenado en mayo de 2019 por declararse culpable de evasión impositiva y fraude financiero. 

La determinación de la justicia llega después de que se filtraran imágenes en los medios de comunicación, del abogado comiendo con su esposa en un restaurante al aire libre ubicado a corta distancia de su domicilio, en el distrito de Manhattan.

Los delitos de Cohen tienen que ver con la evasión de impuestos sobre los ingresos de 4 millones de dólares en una empresa de taxis que se encuentra a su nombre, además de mentir frente al Congreso acerca de un plan para construir una Torre Trump en Rusia. 

Otro de los cargos en su contra se relaciona con el hecho de efectuar pagos por el silencio de dos mujeres que tenían información que supuestamente podría perjudicar el actual mandatario, Donald Trump. Finalmente, los fiscales catalogaron el caso como “contribuciones ilegales de campaña”. 

La idea de aumentar el número de condenas domiciliarias debido a los altos índices de contagios que se presentan en las cárceles fue obra del Procurador General William Barr, quien ordenó la libertad anticipada a la Oficina de Prisiones para aquellas instituciones más comprometidas por la pandemia. 

El abogado de 53 años, que trabajaba con el presidente Trump, tenía que cumplir con la prisión domiciliaria en vez de permanecer en la cárcel hasta noviembre de 2021. Finalmente, después de haber violado el permiso de libertad anticipada, tuvo que volver a prisión y se espera que culmine allí su condena.