México pidió a Estados Unidos el préstamo de vacunas AstraZeneca

Foto: EFE/EPA/OLIVER CONTRERAS

El presidente mexicano, Andrés López Obrador, reveló hoy que solicitó a la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, el préstamo de vacunas contra el Coronavirus de la farmacéutica británica AstraZeneca, producto muy cuestionado por sus efectos secundarios que aún no fue autorizado en Estados Unidos.

Sin embargo, el dignatario aclaró que antes serán sometidas a estudios para verificar su buen estado.

“Solicitamos que se pudieran prestar o adelantarnos vacunas de AstraZeneca que ellos no han autorizado para ser aplicadas en Estados Unidos, y tienen una cantidad considerable”, dijo el jefe de Estado en conferencia de prensa.

México recibió en préstamo, en marzo y abril pasados, 2,7 millones de dosis de ese fármaco desarrollado por la Universidad de Oxford en el Reino Unido, y que Argentina y el país azteca tienen un acuerdo de producción conjunta que comenzará a finales de mayo.

El mandatario señaló que la respuesta de Harris “fue favorable y muy responsable, porque nos dijo que las autoridades estadounidenses están en la mejor disposición de entregar a países que no tienen vacunas lo que se ha acumulado de la de AstraZeneca”.

“Pero que antes de hacer esos envíos están practicando pruebas a la vacuna, porque no quieren enviar algo que no esté en buen estado, que no sean vacunas caducas sino que sean vacunas efectivas”, abundó López Obrador sobre el tema que estaba fuera de la agenda anunciada de la conversación, citó la prensa local y la agencia de noticias Sputnik.

Este producto fue suspendido o prohibido en varios países al comprobarse la aparición de coágulos sanguíneos tras su aplicación, especialmente en mujeres. De hecho, hoy mismo la agencia de noticias ANSA reportó que Eslovaquia directamente la prohibió por el motivo mencionado, que incluso llegó a causar muertes, mientras que Brasil la suspendió para mujeres embarazadas.

Los nuevos suministros de AstraZeneca desde Estados Unidos comenzarán a llegar a finales de este mes y las primeras dosis envasadas en México de la sustancia activa de ese biológico enviado desde Argentina están previstas para el 25 de mayo, anticipó el gobernante.

Por su parte, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, destacó en la misma conferencia que “desgraciadamente 22 países no tienen todavía vacunas y 99 todavía no han vacunado al 10% de su población”.

Explicó que la prioridad de México, además de su estrategia de abastecimiento de múltiples fuentes en el mundo, “es corregir esto, cambiarlo, denunciarlo y promover otras circunstancias”.

México está en el lugar número 12 en cuanto a dosis aplicadas en el mundo y en segundo lugar en América Latina con el mayor número de dosis adquiridas y ya inyectadas.

“Las autoridades sanitarias mexicanas han vacunado con al menos una dosis a un porcentaje mayor de adultos que India, Australia o Rusia, por eso valoramos mucho traer el apoyo que Rusia nos está dando”, indicó el canciller.

México también gestiona un acuerdo con el Fondo Ruso de Inversión Directa para abrir otra solicitud de autorización para la adquisición del inoculante Sputnik Light, después de autorizar en enero la pionera Sputnik V, de la cual ya llegaron 1,9 millones de un contrato de 24 millones para inmunizar a 12 millones de personas con dos dosis.

“Estimamos que a principios de la próxima semana estemos llegando a 30 millones de dosis”, añadió.

Hasta a fecha, este país de casi 130 millones de habitantes ya recibió 27 millones de dosis de diferentes vacunas.

Además de las mencionadas dosis recibidas de la rusa Sputnik V, han llegado 10,6 millones de la estadounidense Pfizer, 6 millones de la china Sinovac, 4,6 millones de la británica AstraZeneca y 3,8 millones de la china CanSinioBio. Y mientras transcurría la conferencia de prensa llegaron otras 585.000 de Pfizer.

Translate »