México liberará presos torturados, sin condena y a mayores de 65 años con comorbilidades y delitos leves

Foto: Tw @lopezobrador_

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que firmará un decreto para liberar a todos los internos en cárceles federales que hayan sido torturados, mayores de 65 años con enfermedades crónicas y que no hayan cometido delitos graves, y a quienes en diez años no hayan sido condenados por hechos relacionados con lesiones corporales graves o muerte.

«Todo interno en cárceles federales que haya sido torturado y se compruebe mediante el Protocolo de Estambul va a ser liberado«, dijo el mandatario mexicano en conferencia de prensa, en referencia a un conjunto de directrices internacionales, aprobadas por la Organización de Naciones Unidas en 1999, para determinar si una persona ha sido torturada.

Además, serán liberados los presos en cárceles federales «que en 10 años no hayan sido sentenciados» por delitos graves o «de sangre» -que hayan causado lesión corporal grave o muerte-, los «adultos mayores de 75 años que estén en las cárceles del fuero federal que no hayan cometido delitos graves», y los «adultos mayores de 65 años con enfermedades crónicas» que no hayan cometido delitos de sangre, agregó López Obrador.

El presidente mencionó una de las problemáticas del sistema penitenciario mexicano al indicar que «es importante que se tome en cuenta que hay muchos detenidos, reclusos, internos que no tienen sentencia y que no sólo es fuero federal, también es fuero común y es la mayoría».

El Censo Nacional del Sistema Penitenciario Federal detalló en un documento emitido la semana pasada que del total de las personas privadas de su libertad en los centros penitenciarios federales y estatales, 37.9 % se encuentran “sin sentencia o con medida cautelar de internamiento preventivo”, 14.4 % con “sentencia no definitiva”, y solo 41.7 % con “sentencia definitiva”.

En relación a la sobrepoblación en las cárceles, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, un organismo autónomo que estudia y divulga los derechos humanos en México, informó el año pasado que “existen 61 centros del fuero común ubicados en 21 entidades federativas que mantienen esta problemática”.

A estas cifras, se suman las mencionadas por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, que reportó en marzo una sobrepoblación en 172 centros penitenciarios federales, de un total 288, es decir, 60 % del total.

Sobre el plazo de esta decisión, que intentará disminuir la cantidad de presos sin condena y la sobrepoblación carcelaria, López Obradora mencionó que “no va ser mayor al 15 de septiembre; estas cuatro acciones van a formar parte de un decreto que voy a firmar y va a elaborar la Secretaría de Gobernación para presentar y publicar», dijo el jefe del Poder Ejecutivo.

El anuncio fue hecho junto con la secretaria federal de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, encargada de la política interna, y el subsecretario federal de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, según informó la agencia de noticias Sputnik.

«El decreto que nos está solicitando el presidente López Obrador es que toda la población penitenciaria que tenga más de 75 años se les conceda la excarcelación y seguir, digamos, en su casa en prisión domiciliaria», explicó la funcionaria.

Translate »