Messi decide quedarse en Barcelona y asegura que dará el “máximo”

Foto: Reuters

El astro argentino dio un giro abrupto en un nuevo capítulo de su relación con el club al comunicar que permanecerá para cumplir su contrato, después de haber notificado formalmente sobre su intención de salida.

La novela entre Lionel Messi y Barcelona llegó a su fin. Después de que el representante y padre del jugador (Jorge) se reuniera con el presidente del club, Josep Maria Bartomeu, el histórico goleador blaugrana anunció que permanecerá en el club que le abrió las puertas al fútbol profesional, por lo menos hasta el 30 de junio de 2021. 

La noticia llega después de diez días en los que mantuvo en vilo al deporte mundial y su futuro estuvo en el aire, tras comunicar su decisión de abandonar el club catalán y constatar que su única alternativa posible era acudir a los tribunales.

Finalmente, la aparente salida contractual del argentino no era tan fácil como imaginaba después de la dura derrota de su equipo (2-8 contra el Bayern de Múnich) por la Champions League. “Jamás iría a juicio contra el club de mi vida, por eso me voy a quedar en el Barcelona”, aseguró Messi al sitio Goal.com.

En la entrevista, la superestrella deja en claro que no se queda porque esa sea su voluntad, sino porque no quiere llevar al club a los tribunales, al tiempo que acusa a Bartomeu de no cumplir con su palabra.

“Estaba mal, no tenía ganas de nada”, afirmó el argentino al romper el silencio después de haber estado todos estos días en el ojo del huracán, recibiendo apoyos de sus incondicionales y aguantando también críticas de detractores, desde que el 25 de agosto comunicó a través de un burofax (carta documento) que se quería ir del club catalán.

Fueron muchos los que desaprobaron precisamente las formas utilizadas por el jugador, pero Messi contó que fue la única vía que encontró para que lo escucharan después de haber estado “todo el año” diciéndole al presidente del Barcelona que se quería ir, que había llegado el momento de buscar nuevos objetivos y nuevos rumbos en su carrera.

“Por decirlo de alguna manera, el presidente no me daba ‘bola’ a lo que le estaba diciendo. Mandar el burofax era hacer oficial que me quería ir y que quedaba libre y el año opcional no lo iba a usar y me quería ir. No era para montar un lío, ni para ir en contra del club, sino la manera de hacerlo oficial porque mi decisión estaba tomada”, explicó.

“Ahora voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que la otra manera era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida”, sostuvo Messi, quien admite que en este último año no encontró la felicidad dentro del equipo.

Aunque se queda en el Camp Nou y asegura que su actitud “no va a cambiar” por más que se haya querido ir, la crisis entre Messi y el Barcelona se cierra en falso puesto que el capitán se quedaría hasta el 30 de junio de 2021 forzado y enfrentado con la cúpula directiva.

“No sé qué va a pasar. Hay un entrenador nuevo y una idea nueva. Eso es bueno, pero después hay que ver cómo responde el equipo y si nos va a dar o no para competir. Yo lo que puedo decir es que me quedo y voy a dar el máximo”, prometió el “10”, al que el DT neerlandés Ronald Koeman espera mañana para entrenar en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí. 

Translate »