Media sanción a una ley para asegurar el derecho al aborto

Foto: Fb U.S. Capitol Visitor Center

La Cámara de Representantes aprobó este viernes un proyecto de ley que protege el derecho al aborto en todo el país, una iniciativa que ahora tiene que ser debatida y votada por el Senado, donde tiene pocas posibilidades de avanzar.

«Esperamos que cuando el Senado vea esta histórica votación en la Cámara, actúe en consecuencia«, dijo la legisladora demócrata Diana DeGette, luego que la cámara baja aprobara la Ley de Protección de la Salud de la Mujer por 218 votos a favor y 211 en contra.

Es «un paso importante para proteger el derecho a acceder a un aborto en Estados Unidos y detener la ola de restricciones al aborto dañinas y profundamente impopulares en todo el país», destacó, por su parte, el presidente de una ONG que provee servicios de salud sexual reproductiva y abortos, Alexis McGill Johnson, según informó la agencia de noticias AFP.

En 1973, la Corte Suprema de Justicia sentó jurisprudencia con el caso “Roe vs. Wade”, en el que se garantizó el derecho al aborto siempre que el feto no sea viable fuera del útero, lo que generalmente no ocurre hasta las 22 a 24 semanas de embarazo.

Desde entonces, muchos estados liderados por Gobiernos conservadores -muchos de ellos republicanos- buscaron restringir lo más posible el acceso al aborto, como la reciente llamada ley de Texas, que prohíbe el aborto después de seis semanas de gestación.

Ante esta ofensiva, el proyecto de ley que recibió media sanción es un intento de codificar el caso “Roe sv. Wade” como una ley federal imposible de restringir, algo que había prometido el presidente Joe Biden en la campaña, si la Corte Suprema y su nueva mayoría ultraconservadora daba marcha atrás con el fallo de los años 70.

«Y por eso hoy, si los jueces de la Corte Suprema no actúan para proteger esta libertad de atención médica, esta Cámara de Representantes lo hará», dijo la demócrata DeGette, y agregó que hay más de 500 leyes que restringen el acceso al aborto en estados de todo el país y que el 90 % de los condados estadounidenses ya no tienen clínicas de aborto.

Pese a que el proyecto de ley cuenta con el apoyo del presidente Biden, es poco probable que sea aprobado en el Senado, donde el oficialismo y la oposición están empatadas y el primero solo logra aprobar sus proyectos cuando vota sin ninguna desidencia y entonces la vicepresidenta y titular de la cámara Kamala Harris puede votar y desempatar.

En este caso, sin embargo, se descuenta que varios senadores demócratas, principalmente los más conservadores de los estados sureños, no acompañaran al resto de su bancada, que quedará en minoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »