Más de 700.000 personas indocumentadas en Nueva Jersey no reciben ayuda económica en medio de la pandemia

Foto: Michael Mancuso - NJ Advance Media

La condición migratoria en la que se encuentran miles de personas en el Estado Jardín los ha excluido de poder recibir asistencia gubernamental y genera dificultades para cubrir las necesidades básicas de alimentación y vivienda

Un estudio elaborado por Maketheroadnj,  una organización que lucha por la justicia para inmigrantes y trabajadores en Nueva Jersey,  reveló que  500.000 inmigrantes indocumentados y 262.500 cónyuges e hijos no han recibido asistencia federal en medio de la pandemia, a través de los alivios que otorga la Ley Cares.

La investigación detalla que la cantidad de personas afectadas en esta comunidad “es el equivalente a dejar a la población del condado de Hudson, o de los condados de Camden y Hunterdon combinados”.

Según la exploración, los inmigrantes que no tienen documentación legal aportan 600 millones de dólares anualmente y cubren 1 mil millones de dólares en impuestos federales. Asimismo, sus aportes fiscales representaron  1.2 millones de dólares  al fondo de desempleo en los últimos 10 años.

De acuerdo con Maketheroadnj, un 80% de los entrevistados manifestaron haber perdido sus horas de trabajo y varios aseguraron sentirse preocupados por no poder cubrir sus gastos de servicios básicos, alimentación y medicina.

Asimismo, un 81% de las personas encuestadas aseguró que no tienen la certeza de poder cubrir su renta en octubre, mientras que uno de cada cuatro afirmó tener deuda acumuladas de cuatro meses en el alquiler.

Una de las personas que pidió que su identidad no fuera revelada,  dijo que durante ocho semanas se mantuvo solo con arroz y frijoles y llegó a sobrevivir con 20 dólares mensuales.

“Dado que la administración Trump y el Congreso no brinda ninguna ayuda para los trabajadores excluidos y las familias inmigrantes, corresponde a los estados tomar medidas para proteger a estos trabajadores y familias de primera línea”, indicó el reporte de la organización.

El gobernador del estado reconoció la situación el 31 de agosto en una conferencia y aseguró que: “Han mantenido muchas cosas para nuestros hermanos y hermanas inmigrantes. Este es un presupuesto difícil. No sé de qué otra manera decirlo”.

Por el momento, cientos de inmigrantes y defensores de estas comunidades afectadas, planean esta semana una serie de manifestaciones en Newark, Camden, Bridgeton y Princeton para exigir a las autoridades beneficios que les permitan afrontar la crisis económica generada por la pandemia.

Las peticiones incluyen un pago único para quienes no recibieron alivio a través de la Ley Cares, así como un fondo de emergencia que les permita cubrir gastos de salud; además de opciones de ayuda para pagar alquileres y evitar los desalojos.

Translate »