Más de 500.000 propiedades sin electricidad por el Huracán Delta

Foto: Adrees Latif - Reuters

‘Delta’ provocó este domingo vientos de hasta 50 km/h y el Servicio Nacional de Meteorología espera que se debilite este lunes, aunque se prevén lluvias intensas con posibilidad de tornados en Luisiana, Georgia, Virginia y las Carolinas.

Alrededor de medio millón de hogares y compañías se han quedado sin suministro eléctrico tras el impacto del huracán ‘Delta’ en la región de Luisiana desde la mañana de este domingo. Afortunadamente, ha perdido fuerza hasta volverse una tormenta tropical, pero sigue causando estragos.

Unos 360.000 clientes sufrieron la pérdida del servicio en el estado el pasado viernes, de acuerdo con el portal poweroutage.us. Otros 67.000 clientes de Texas están sin suministro y Misisipi suma casi 34.000. Georgia y Carolina del Sur suman otros 15.000 afectados.

CNN difundió el caso de Catarino Dianas, un residente latino en Luisiana, quien sufrió las fuertes ráfagas y perdió algunas tejas que componen el techo de su casa. La persona en cuestión ya había sido alcanzado por el huracán Laura, el cual también generó daños en las viviendas precarias de la vecindad. Habitantes de la zona pidieron la intervención nacional para dar asistencia a los sectores vulnerados.

El tornado, décimo que alcanza las costas estadounidenses en esta temporada ciclónica en el Atlántico, propició que el nivel del mar aumentase hasta por lo menos 8 pies (2,4 metros) por encima de su nivel habitual.

Aunque no ha sido tan fuerte como Laura, ha sido mucho mayor. Evidentemente ha sido una tormenta muy grave, muy grande y poderosa que ha provocado importantes daños”, ha explicado el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, según recoge CNN.

En cualquier caso, ‘Delta’ ha logrado varios récords. Es la 25º tormenta con nombre de la temporada de huracanes en el Atlántico, el quinto que toca tierra en Estados Unidos en lo que va de año y afectó el miércoles a la península mexicana de Yucatán, antes de dirigirse al norte. 

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) había informado que la tormenta tropical se fortaleció a categoría 2 de la escala Saffir-Simpson en la madrugada del 8 de octubre y se dirigía con vientos de 160 km/h hacia el Golfo de Estados Unidos, después de azotar el estado de Quintana Roo y el oriente de Yucatán en México.

Translate »