Más de 30 empresas en NYC comenzaron a exigir pruebas de vacunación contra el COVID-19

Foto: Ed Reed/Mayoral Photography Office (nycmayorsoffice - Flickr)

Aunque el requerimiento sanitario en la ciudad iniciará el 16 de agosto con una campaña informativa, varias empresas ya comenzaron a implementar el mandato.

A pocos días de que arranque la iniciativa denominada “Key to NYC Pass”, que exigirá prueba de vacunación contra el COVID-19 para ingresar a restaurantes, gimnasios y espectáculos en interiores de la ciudad de Nueva York, el alcalde Bill de Blasio agradeció a varias empresas que ya están adoptando el requisito sanitario.

“Los primeros en adoptar el programa son héroes de la salud pública. Su liderazgo y acción rápida envía un mensaje poderoso: los neoyorquinos haremos todo lo que esté a nuestro alcance para derrotar al COVID-19”, dijo el mandatario.

Una vez que el ordenamiento entre en rigor, requerirá también que todos los trabajadores públicos presenten un comprobante único de vacunación o practiquen la prueba COVID-19 una vez a la semana.

La medida da la posibilidad a que las personas puedan cumplir con el requerimiento sanitario de tres maneras, ya sea presentando una tarjeta de vacunación emitida por los CDC, el pase Excélsior del estado de Nueva York o la aplicación NYC COVID Safe, que permite que los vacunados fuera del estado puedan demostrar su ciclo completo de inmunidad.

Estas decisiones han surgido como respuesta al aumento de contagios en todo el país causado por la variante Delta, que ha disparado las hospitalizaciones a niveles que no se evidenciaban desde el año pasado.

“La vacunación masiva es la única forma de detener la propagación, y estas empresas están dando a los neoyorquinos más razones que nunca para protegerse a sí mismos y a sus comunidades”, resaltó el alcalde.

Por su parte, el estado de Nueva Jersey estableció el uso obligatorio de máscaras en el interior de los edificios escolares para el nuevo año académico y Pensilvania requerirá obligatoriedad de la vacunación o presentación de prueba COVID-19 para empleados de la administración pública.

Translate »