Más de 2.000 técnicos de emergencias médicas en Nueva York recibirán autorización para administrar la vacuna contra el COVID-19

Foto de CDC en Unsplash

La estrategia sanitaria forma parte de los esfuerzos del estado para aumentar el alcance del plan de inmunización contra el Coronavirus y preparar las condiciones para administrar las inyecciones de refuerzo del antídoto.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, ordenó al Departamento de Salud del estado (DOH) que autorice a los técnicos médicos de emergencia básica a administrar la vacuna contra el COVID-19. 

La decisión agrega 2.000 vacunadores capacitados al plan de inmunización y habilita que otros 50.000 reciban capacitación para ampliar y acelerar la aplicación de vacunas, principalmente dosis de refuerzo.

De acuerdo con este plan, los profesionales con licencia deberán demostrar sus competencias y habilidades para convertirse en vacunadores aprobados por el estado y los técnicos de emergencias médicas podrán completar la capacitación requerida de manera presencial o en línea. 

«Más de cuatro de cada cinco neoyorquinos adultos han recibido al menos una inyección de la vacuna COVID-19, y aunque estamos superando significativamente a la mayoría de los otros estados con nuestra alta tasa de vacunación, el hecho es que aquellos que aún no están vacunados tienen una probabilidad significativamente mayor de experimentar síntomas graves y terminar hospitalizado«, informó la gobernadora.

Las estadísticas de vacunación del estado indican que 12 millones de habitantes ya completaron su ciclo de vacunación, un número que representa un 73.4 %  de neoyorquinos mayores de 18 años.

Los esfuerzos que adelanta Nueva York preparan las condiciones para dar respuesta al programa de vacunación de refuerzo que ofrecerá una tercera dosis contra el Coronavirus a toda la población, con el objetivo de frenar el avance de la variante Delta.

En ese sentido, el DOH planifica estrategias junto a las oficinas de salud locales para promover la participación de los habitantes en el programa de vacunación de refuerzo a través de consultorios médicos, clínicas y otros proveedores en los condados.

Otra de las acciones que rigen actualmente en el estado para combatir la propagación del virus tiene que ver con la exigencia de pruebas COVID-19 semanales o comprobante de vacunación a maestros y personal de las escuelas, así como el uso obligatorio de tapabocas para la comunidad escolar.

Translate »