Más de 100 bares de Nueva York fueron sancionados este fin de semana por no cumplir los protocolos de prevención del COVID-19

Foto: Pxfuel

El gobernador Andrew Cuomo manifestó que a cada uno le corresponderá una multa de hasta 10.000 dólares y también una posible suspensión en la apertura. “No debemos ser fanfarrones ni arrogantes”, pidió.

105 bares del estado de Nueva York fueron sancionados este fin de semana por incumplir los protocolos sanitarios dispuestos para luchar contra el COVID-19, según informó el gobernador Andrew Cuomo.

Debido a las infracciones, a cada uno de los comercios gastronómicos les corresponderá una sanción que podría ascender hasta los 10.000 dólares e inclusive les podría acarrear una clausura temporal.

Las violaciones a las medidas se registraron en toda la ciudad de Nueva York y también en la vecina Long Island, por lo que de esta manera el Gobierno estatal continúa mostrando un intenso control sobre los locales comerciales, cuyos dueños se quejaron porque aluden que los inspectores “buscan excusas” para labrar multas, según denunció un propietario a la cadena NBC.

Las sanciones impuestas no comenzaron en estos últimos días, sino que venían desarrollándose con intensidad también durante las semanas pasadas, luego de que se observe la caótica imagen de cientos de jóvenes congregados en Steinway Street, una popular calle gastronómica de Queens.

“Es simplemente estúpido. Los bares y restaurantes son hoy el principal problema Eso tiene que parar ya mismo”, ordenó Cuomo, quien además les solicitó a los jóvenes que no sean “fanfarrones ni arrogantes” porque el Coronavirus también podría afectarlos a ellos o a sus familiares.

“Puedes enfermarte a los 20 años y también puedes morir a los 20 años. De todas formas, incluso si piensas que eres un superhéroe, cuando vuelvas a casa contagiarás a otra persona y puedes matar a alguien”, planteó.

Además, el gobernador demócrata pidió “proteger el progreso logrado”, algo que fue reafirmado por el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, quien afirmó que es necesario hacer un esfuerzo “para detener esta enfermedad y que nunca vuelva”.

“No queremos cerrar restaurantes ni bares. Pero si tenemos que hacerlo, es muchísimo mejor que permitir que el Coronavirus vuelva a surgir en esta ciudad”, manifestó.

Translate »