Maduro anunció la vuelta a una semana radical de cuarentena para controlar el COVID-19

Foto: Prensa Presidencial / Flickr

La decisión forma parte del esquema 7+7 contra el Coronavirus, que incluye una semana de flexibilización en sectores económicos prioritarios y siete días de confinamiento estricto para mitigar la transmisión del virus.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó que a partir de este lunes 31 de agosto hasta el domingo 6 de septiembre, el país retoma su método 7+7 de cuarentena radical y social contra el Coronavirus para controlar las infecciones.

“Hoy terminan los 7 días de flexibilización económica y social, siete días necesarios donde hemos pedido medidas de seguridad y bioseguridad a los trabajadores, a la clase obrera, máxima seguridad para poder cortar las cadenas de contagio y podamos seguir batallando duro contra el Coronavirus”, informó el mandatario.

Durante esta última jornada, la vicepresidenta Delcy Rodríguez indicó que 6 personas fallecieron y 922 nuevos casos de Coronavirus fueron identificados para elevar la cifra de contagios confirmados a 45.868, de los cuales 37.091 se han recuperado y 381 han fallecido. El reporte detalló que Caracas, la capital del país, junto a los estados Miranda y La Guaira, suman 22.534 del total de los contagios detectados desde el inicio de la pandemia.

Aunque el país suramericano informó indicadores muy bajos en cuanto a contagios y decesos desde el inicio de la pandemia, sus registros se han incrementado progresivamente para mantener un promedio las últimas semanas, alcanzando entre 800 y 1000 casos diarios y alrededor de 6 a 9 muertes por día. Un dato relevante indica que 88 trabajadores sanitarios han muerto por la enfermedad y 69 de ellos eran médicos.

El gobierno venezolano atribuye gran parte de sus contagios a los más de 90.000 connacionales que han retornado por la frontera de Brasil y Colombia, de los cuales muchos han ingresado siguiendo los protocolos sanitarios, pero cerca de 40.000 personas lo han hecho de manera ilegal por las llamadas “trochas” que se encuentran en la frontera con Colombia.

El jefe de Estado venezolano mencionó el desarrollo de vacunas que adelanta Cuba y China, con las cuales están “articulados”, pero destacó que participará en las pruebas de la vacuna Sputnik V, de Rusia. “En los próximos días tendremos voluntarios para participar en la fase tres de la vacuna”, precisó.

Asimismo, aseguró que “mientras se sigan perfeccionando los tratamientos” continuarán con el esquema 7+7.

El 16 de marzo inició en todo el territorio nacional el decreto presidencial de confinamiento y “estado de alarma” para contener la propagación de la pandemia, y ha sido prorrogado durante 5 meses. Aeropuertos y terminales terrestres permanecen cerrados y la movilización de personas entre estados es restringida.

En medio de la crisis social y económica que ha generado en todo el mundo la pandemia, gran parte de la población de Venezuela enfrenta dificultades financieras debido a una economía en donde el manejo del dólar se ha regularizado, pero la población devenga salarios en bolívares y se ve afectada con la devaluación de la moneda continuamente.  

Desde mayo, el Ministerio del Trabajo fijó el salario mínimo en 400.000 bolívares y el bono alimentario en 250.000 bolívares. Al calcular ese ingreso con la tasa del Banco Central de Venezuela de hoy, un salario integral son 2 dólares mensuales. Este fenómeno económico ha obligado a miles de personas a reinventarse y crear negocios de venta de comida delivery desde casa y trabajos remotos para sobrellevar estos tiempos. 

Translate »