Los restaurantes de Pensilvania advierten que casi la mitad de los locales podrían cerrar en 2021

Foto: Post Gazzette

Según la Asociación de Restaurantes y Alojamiento del estado, el 45% de los establecimientos necesita una urgente ayuda financiera. Desde la institución presionan para que el gobernador Wolf revierta las restricciones vigentes.

La Asociación de Restaurantes y Alojamiento de Pensilvania advirtió este jueves que casi la mitad de los establecimientos gastronómicos necesitan una urgente asistencia financiera.

Caso contrario, los locales se verían obligados a cerrar permanentemente en 2021, según indicó el presidente y director ejecutivo de la asociación, John Longstreet, que mostró los resultados de un relevamiento realizado durante las últimas semanas.

“La mayoría de estos locales serán los de nuestros amados restaurantes independientes, que son el corazón de gran parte de nuestro sector”, manifestó Longstreet, que explicó que este tipo de locales “no tienen los recursos porque -a diferencia de las grandes cadenas- no cuentan con restaurantes en otros estados que todavía estén operando a niveles razonables”.

En el sondeo, realizado a 12.000 establecimientos, se concluyó que el 45% de los encuestados precisa inmediatamente de un auxilio estatal, debido a que las restricciones vigentes estipuladas por el gobernador Tom Wolf han generado un golpe importante en la industria.

Llama la atención que, hace algunas semanas, la misma organización había afirmado que 13.000 comercios gastronómicos podrían cerrar sus puertas, un número que varió este jueves, en el nuevo relevamiento.

De todas formas, la intención manifiesta de Longstreet es presionar para que el gobernador revierta su decisión de prohibir la comida en el interior de bares y restaurantes, que tiene vigencia hasta el próximo 4 de enero.

Para Longstreet, es necesario que se dé marcha atrás con la medida gubernamental ya que los locales podrían mejorar sus ingresos en los días festivos que se avecinan. 

De acuerdo con su visión, no tiene sentido prohibir completamente las comidas en lugares cerrados, porque la restricción del 25% o 50% de capacidad ya garantizaba “estándares operativos buenos y seguros”.

Translate »