Los Raptors evalúan ser locales en Nueva Jersey durante la próxima temporada de la NBA

Foto: RaptorsHQ.com

El equipo de Toronto podría verse impedido de jugar en Canadá por las limitaciones de viajes entre ese país y Estados Unidos. Por ello, analizan distintas alternativas para poder oficiar de local.

A poco más de un mes de que comience la próxima temporada de la NBA, aún restan por definir varias inquietudes en un año que será totalmente atípico debido a la pandemia del Coronavirus.

Cabe recordar que esta edición contará con diez partidos menos por equipo, comenzará en diciembre (en vez de octubre) y tendrá partidos con público reducido o sin asistentes, dependiendo de cómo evolucione la casuística en cada uno de los territorios.

Entre esas situaciones que aún no tienen definición se encuentra la localía de la única franquicia que no se encuentra en territorio estadounidense: Toronto Raptors, que podría verse impedido de jugar en su ciudad, lo que obligaría que se mude al país vecino.

El motivo es que actualmente existen restricciones para viajes no esenciales entre Canadá y Estados Unidos por la gran cantidad de casos de Coronavirus que hay en este último país, que atraviesa un pico de contagios.

Por ende, no sería descabellado pensar que no se permita el flujo de delegaciones completas de equipos de la NBA que ingresen y egresen constantemente a Toronto. Si bien la ciudad se encuentra en la frontera, a poco tiempo de las Cataratas del Niágara -un emblema turístico para ambos países- al fin y al cabo está dentro de Canadá, lo que podría motivar a las autoridades a prohibir que se extienda un permiso especial.

Ante esa situación, los Raptors (campeones de la NBA en la temporada 2018-2019) comenzaron a evaluar distintas alternativas para jugar de local desde el próximo mes, siempre y cuando los casos de COVID-19 no disminuyan drásticamente, algo que no se espera que ocurra.

Entre esas alternativas se encuentra la ciudad de Newark, en Nueva Jersey, según confiaron algunas fuentes muy cercanas a la franquicia canadiense. El estadio sería el Prudential Center, que ya albergó entre 2010 y 2012 a los Nets, antes de que la franquicia se mudara a Brooklyn.

Otras opciones cobraron más fuerza para los Raptors recientemente. Una de ellas es el Bridgestone Arena de Nashville (Tennesse), una chance concreta debido a la proximidad que existe con Toronto.

Sin embargo, no sería descabellado que si los Raptors deciden mudarse, lo hagan a una ciudad que les signifique mayor proximidad con el resto de los equipos, para ahorrar dinero y tiempo en viajes.

Ahí es cuando vuelve a tener sentido la opción de Nueva Jersey y también se coloca en carrera la bahía de Tampa, al oeste de Florida, que también se ofreció para albergar los encuentros de los Raptors.

“Si los Raptors no pueden jugar en Toronto, tendríamos un gran interés en trabajar para cumplir con éxito y superar sus expectativas como anfitrión alternativo”, dijo Rob Higgins, director ejecutivo de la Comisión de Deportes de la región.

“Hemos disfrutado de nuestras conversaciones preliminares con su organización y estamos listos para ayudar si es necesario”, agregó.

Translate »