Los problemas de la Autoridad Metropolitana de Transporte de Nueva York afectarían a otros condados

Foto: Miles Glenn - Flickr

Perjudicarían el servicio que se extiende en la zona de Mid-Hudson. La agencia neoyorquina necesita alrededor de 12 mil millones de dólares por parte del Gobierno nacional para financiar la crisis.

La Autoridad Metropolitana de Transporte de Nueva York anunció que los recortes en el servicio podrían no sólo afectar a la Gran Manzana, sino también a la zona circundante que es recorrida por el servicio Mid-Hudson.

Esta línea es operada por NJ Transit bajo un contrato entre agencias y podrían afectar las paradas en Pearl River, Nanuet y Spring Valley en el condado de Rockland; y en Suffern, Sloatsburg, Tuxedo, Harriman, Salisbury Mills-Cornwall, Campbell Hall, Middletown / Walkill, Otisville y Port Jervis en el condado de Orange.

Cabe recordar que la MTA ya había advertido que, en caso de no recibir ayuda por parte del Gobierno nacional, los potenciales ajustes podrían incluir una reducción del 40% en el servicio de metro, cortes del 50% en trenes y la eliminación del servicio de Metro-North al oeste de Hudson.

Este viernes, el senador David Carlucci instó al Gobierno federal a que envíe la ayuda necesaria para que esta situación no llegue a ese límite.

“La administración federal necesita financiar la MTA ahora y dejar de señalar con el dedo. La propuesta para eliminar el servicio de West of Hudson devastará la economía del condado de Rockland y hará de nuestra área un desierto para los viajeros. Si la MTA elimina el servicio, presentaré una legislación para permitir que Rockland abandone el acuerdo de la MTA “, dijo.

En una reunión que mantuvieron las autoridades de la MTA, el presidente Pat Foye, aseguró que la agencia enfrenta la peor crisis en su historia como consecuencia de la pérdida de pasajeros por la pandemia.

“Nos vemos obligados a tomar medidas draconianas ante la falta de ayuda inmediata y sustancial”, dijo en su momento y señaló que necesitan unos 12 mil millones de dólares para su financiamiento.

La empresa viene en caída libre desde hace un tiempo y las consecuencias podrían ser aún más dramáticas: se vería en la obligación de despedir a miles de trabajadores y de alargar los tiempos de espera.

Translate »