Los estadios deportivos de Nueva York empezarán a funcionar al 10% de su capacidad

Foto: Shinya Suzuki - Flickr

Para asistir a los eventos, será necesario contar con un examen de COVID-19 negativo. La medida se pondrá en marcha desde el 23 de febrero. 

Grandes estadios deportivos y arenas de entretenimiento en Nueva York podrán abrir con capacidad limitada este mes, con un juego de los Brooklyn Nets entre los primeros en dar la bienvenida a los fanáticos. Así lo confirmó el gobernador Andrew Cuomo.

Se requerirá que los espectadores presenten una prueba de COVID-19 negativa en los ingresos. Estas flexibilizaciones condicen con lo que el mandatario federal llamó el “éxito incomparable” del juego de los Buffalo Bills el mes pasado. 

En aquella oportunidad, 7,000 fanáticos se sometieron a pruebas de Coronavirus para asistir al encuentro. Ahora, los lugares con una capacidad de al menos 10,000 personas podrán reabrir con un límite del 10% a partir del 23 de febrero.

Por ejemplo, el Barclays Center de Brooklyn será uno de los primeros en emplear el nuevo sistema, cuando los Nets se enfrenten a los Sacramento Kings. La arena tiene una capacidad de aproximadamente 17.700 asientos para juegos de baloncesto, lo que significa que se permitirá la entrada de alrededor de 1.700 fanáticos.

Otros lugares elegibles incluyen campos de hockey, fútbol, ​​fútbol amerciano, ​​béisbol, música y espectáculos. Habrá asientos asignados con distanciamiento social. 

El referente demócrata se mostró esperanzado con la implementación de los protocolos: “Si es negativo, es negativo, por lo que la prueba es la clave. Ahora vamos a extender el ejemplo de Buffalo Bills”.

Actualmente, el Yankee Stadium y el Citi Field se están utilizando como sitios de vacunación masiva , lo que tendrá que replantearse antes del Día Inaugural, dijo Cuomo.

Por su parte, Gareth Rhodes, miembro del Grupo de Trabajo de Respuesta ante el COVID-19, aseguró que trabajará con los equipos para que los esfuerzos de inoculación se mantengan firmes y no haya demoras en el proceso. De este modo, se promovería la participación del público en los eventos

“Sí, trabajaremos con los equipos y las instalaciones donde juegan estos equipos para asegurar que los esfuerzos de vacunación sigan en curso en estos vecindarios y estas comunidades y no haya demoras en el programa de vacunación”, señaló Rhodes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »