Los edificios escolares de la ciudad de Nueva York cerrarán este jueves y están a punto de entrar en “zona naranja”

Foto: MAYOR’S OFFICE / FLICKR

La decisión fue tomada luego de que la ciudad registrara una tasa de positividad mayor al 3% durante más de siete días consecutivos, superando así el umbral establecido como límite para permitir la educación presencial.

Según anunciaron los funcionarios escolares, todas las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York permanecerán cerradas para la enseñanza presencial a partir del jueves debido al aumento de casos de Coronavirus. 

“A partir de esta mañana, 18 de noviembre, la ciudad ha alcanzado este umbral de positividad de las pruebas y, como resultado, se cerrarán temporalmente todos los edificios de las escuelas públicas para el aprendizaje en persona, el jueves 19 de noviembre”, comunicó Richard Carranza, Canciller de Escuelas.

Asimismo, representantes de la educación indicaron a través de las redes sociales que los edificios estarán cerrados para el aprendizaje en persona “hasta nuevo aviso”, mientras que los estudiantes deberán retomar el “aprendizaje remoto todos los días”.

El alcalde Bill de Blasio había advertido sobre el cierre de todos los edificios escolares de la ciudad si la tasa de positividad sobre un promedio móvil de siete días alcanzaba el umbral del 3%. Fue así que el referente demócrata declaró en su cuenta de Twitter que la tasa de infectados en la ciudad superó dicha marca este miércoles.

Por otro lado, el mandatario local aclaró que, si bien los cierres serán temporales, las escuelas no reabrirán automáticamente en el momento en que la media semanal caiga nuevamente por debajo del 3%.

Anteriormente, el  gobernador Andrew Cuomo había anticipado que la ciudad de Nueva York estaba a punto de ingresar a la ‘zona naranja’ de restricción de COVID, ya que la parte occidental del estado estaba experimentando aumentos “astronómicos”

A su vez, en un discurso emitido desde la ciudad de Albany, advirtió que la designación de esta fase conduciría a nuevas restricciones en los lugares de culto, reuniones masivas, restaurantes y escuelas.

Translate »