Los datos de Moderna niegan el deseo de Trump: no habrá vacuna contra el COVID-19 antes de las elecciones

Foto: AP

Los expertos de la salud desmienten la posibilidad de que el antídoto esté listo antes del 3 de noviembre, según los datos compartidos por el laboratorio Moderna.

El presidente Donald Trump se había mostrado optimista con la oportunidad de contar con la cura del virus antes de las elecciones generales, en medio de una carrera hacia la Casa Blanca en donde el impacto de la pandemia cobra especial importancia política.

Moderna, junto a Pfizer y Novavax encabezan tres de los principales proyectos mundiales que están cerca de terminar sus pruebas para determinar el éxito ante el Coronavirus.

A pesar de sus predicciones , Trump no tendrá una vacuna contra la enfermedad para el día de los comicios. Especialistas negaron el anhelo del presidente tras revisar los datos aportados por Moderna, la primera compañía en comenzar sus ensayos clínicos de fase 3 en el país.

El Dr. Peter Hotez, vacunólogo de Baylor College of Medicine, fue contundente: “No hay forma, simplemente no hay manera”. Dentro de la postura escéptica, también se ubica el Dr. Paul Offit, vacunólogo del Children ‘s Hospital of Philadelphia.

La empresa de biotecnología compartió cifras relacionadas a las pruebas clínicas del medicamento. El ensayo comenzó el 27 de julio, con la proyección de alcanzar 30.000 personas. Desde Moderna afirmaron que se encuentran “en camino de completar la inscripción en septiembre”.

Sin embargo, se estima que el laboratorio no será capaz de cubrir dicho número si continúa al ritmo de las dos primeras semanas. De igual forma, es probable que la velocidad de convocatoria se incremente, ya que hasta el 7 de agosto solo 54 de los 89 sitios del estudio estaban operando.

Aun si Moderna alcanzara su objetivo de inscripción durante el mes de septiembre, no tendría una vacuna en el mercado para la fecha de las elecciones: después de que se otorga la primera dosis, las personas deben esperar 28 días antes de darles la segunda, por lo que el margen de cara a noviembre se reduce de manera notoria.