Los centros comerciales de Pensilvania y Nueva Jersey reabrieron tras un largo tiempo debido al Coronavirus

Foto: Ethan Miller

Un gran sector del estado gobernado por Tom Wolf permitió que sus malls vuelvan a atender al público el pasado viernes, cuando varios condados avanzaron a fase verde. En el Estado Jardín, la reapertura se produjo este lunes.

Los centros comerciales de un gran sector de Pensilvania y la totalidad de Nueva Jersey reabrieron por primera vez desde el inicio de la pandemia durante este fin de semana, como parte de la apertura programada que establecieron sus mandatarios.

Gran parte del este y sureste del estado gobernado por Tom Wolf avanzó a fase verde el pasado viernes, lo que posibilitó que sus malls puedan volver a funcionar. En ese sector se encuentran varias zonas muy populosas, como Lehigh Valley y Filadelfia.

Nueva Jersey, en tanto, posibilitó la reapertura de sus centros comerciales en todo su territorio desde este lunes, lo que supone una gran noticia para los miles de empleados que dependen del funcionamiento de esta actividad.

La puesta en marcha de los shoppings se hará, en ambos casos, con un estricto protocolo, que incluye un límite de capacidad menor al nivel habitual y la obligatoriedad del uso de mascarillas para todos los presentes dentro del edificio.

Además, se dispuso que los cines, parques de entretenimiento y cualquier otro sitio que aglutine a varias personas en un espacio reducido -algunos centros comerciales tienen gimnasios, por ejemplo- permanezcan cerrados.

Inclusive, varios comerciantes decidieron tomar la temperatura de sus clientes cuando ingresen a sus locales, como una medida adicional de prevención. 

Se sugiere, por otra parte, que se mantenga la distancia entre los presentes, y se redujo la cantidad de sitios de descanso, que a partir de ahora solo serán individuales, para evitar la cercanía entre las personas y fomentar que los clientes permanezcan el menor tiempo posible dentro del edificio.

Existen pocas diferencias entre los protocolos de ambos estados. Una de ellas es el funcionamiento del patio de comidas: mientras en Pensilvania se dispuso reducir la capacidad de sillas de ese sector para mantener el distanciamiento, en Nueva Jersey se prohibió el consumo presencial (salvo que se pueda contar con un sector al aire libre), aunque se permitió la reapertura de estos locales bajo la modalidad take-away.

Translate »