Los CDC revelan que asistir a bares o restaurantes está relacionado con un mayor riesgo de contraer COVID-19

Foto: NATI HARNIK / AP

La agencia federal atribuye un peligro de exposición mayor para las personas que asisten a estos lugares, debido a la dificultad que representa mantener el uso de máscaras mientras las personas comen o beben y se mantienen juntas en la mesa.

Un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) encontró que salir a cenar implica un mayor riesgo de contagio por Coronavirus, en comparación con otras actividades como ir de compras o acudir a un salón de belleza.

Esta advertencia aparece cuando las estimaciones de fallecidos por Coronavirus oscilan entre 205.000 y 217.000 para el 3 de octubre, en circunstancias en las que Estados Unidos ya superó los 190.000 muertos y sobrepasa los 6 millones de contagios.  

El hallazgo se produjo luego de haber identificado que en un grupo de más de 300 personas que presentaron síntomas de Coronavirus, cerca de la mitad dieron positivo. Todos los pacientes aseguraron haber llevado siempre el protector facial.

A pesar de que ambos grupos manifestaron su participación en actividades variadas como ir a la iglesia, gimnasios y tiendas, los que dieron positivo tenían el doble de probabilidades de haber acudido a un restaurante las dos semanas previas a la aparición de los síntomas, a diferencia de las personas que resultaron negativas.

 “Las máscaras no se pueden usar de manera efectiva mientras se come y se bebe, mientras que las compras y muchas otras actividades en interiores no excluyen el uso de máscaras”, detalla el informe. 

Asimismo, los CDC precisaron que la exposición en bares o restaurantes podrían “ser factores de riesgo importantes asociados con la infección por SARS-CoV-2″, ya que es difícil mantener “el uso de máscaras y el distanciamiento social”.

Mientras, el rubro gastronómico lucha por reactivar sus operaciones en medio de la pandemia. Tal es el caso del estado de Pensilvania, donde los restaurantes podrán funcionar al 50% de su capacidad a partir del 21 de septiembre y Nueva York planea lo mismo para el 30 de septiembre. 

En el caso de Nueva Jersey, el gobernador Phil Murphy autorizó el retorno de actividades en interiores para establecimientos de alimentos o bebidas con capacidad al 25% y un máximo de 8 personas por mesa. 

Aunque los CDC proyectaron una reducción en la cantidad de fallecidos por Coronavirus para principios de septiembre, la tendencia se mantiene por encima de los 1.000 decesos diarios, de acuerdo con el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Translate »