Los CDC prevén que las muertes por Coronavirus en EE.UU. deberían caer desde la próxima semana

Foto: LA Times

Así lo afirmó la máxima autoridad de las agencias gubernamentales, Robert Redfield. Según él, la disminución en los contagios debería reflejarse en un descenso en los fallecimientos “esta semana o la próxima”.

El director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), Robert Redfield, estimó que desde la próxima semana comenzarán a bajar las muertes por Coronavirus en Estados Unidos.

De acuerdo a lo que sostuvo la máxima autoridad de las agencias gubernamentales en conferencia de prensa, la baja en el número de contagios que comenzó a visibilizarse en los últimos días se reflejará en el número de decesos “esta semana o la próxima”.

Desde que comenzó agosto, el país solo tuvo dos jornadas por encima de los 60 mil casos, cuando en julio el promedio general era mayor a esa cifra, con varios días con más de 70 mil contagios. Además, en la última semana se llegó a un piso de 37 mil infecciones, un número que no se registraba desde mediados de junio.

Por ello, para Redfield sería lógico que esta baja se compatibilice con los fallecimientos en el país, que siguen mostrando cifras similares a julio -con varios días por encima de los 1.000 decesos- pese al descenso en los contagios.

Además, adujo que otro motivo que podría ayudar a disminuir ambas tasas es la implementación de medidas de distanciamiento en estados que no lo habían hecho hasta el momento, como Arizona y Texas. Sin embargo, advirtió que esto podría llevar un tiempo más.

“Es importante entender que este tipo de intervenciones van a tener un retraso, que será de tres a cuatro semanas, aproximadamente”, pronosticó el especialista, que reiteró: “Con suerte, esta semana o la próxima se empezará a ver que la tasa de mortalidad realmente comenzará a caer”.

Además, marcó una diferencia entre los estados que se encuentran en la “zona roja” (los más perjudicados en los últimos meses, como Florida, Texas, California y Arizona) y los que se ubican en la “zona amarilla”, que siguen con contagios sostenidos pero no tuvieron los números abrumadores del Cinturón del Sol.

“Estamos empezando a ver que algunos de los estados que ahora están en la zona roja están disminuyendo sus contagios. Sin embargo, si se miran los estados que están en lo que llamamos la zona amarilla no lo están haciendo”, se lamentó.

“Lo que concluimos es que en los estados más perjudicados hay más preocupación, mientras que en los otros lugares los cuidados en este momento se están estancando”, arriesgó.

Translate »