Los CDC pidieron a los estados que se preparen para una potencial distribución de vacunas en octubre

Foto: AP

Según el director del organismo, esto no significa que se desarrolle ese mes, sino que “es simple preparación”. Sin embargo, es otra señal de que podrían implementarse antes del fin de la fase 3 y, por ende, antes de las elecciones.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron documentos destinados a los funcionarios de salud pública de distintas regiones para que se preparen para una potencial distribución de la vacuna a fines de octubre.

Los escritos, a los cuales accedió el periódico The New York Times y que luego fueron refrendados por los CDC, establecen prioridades de distribución y sugiere que se establezca una logística clara, en el caso de que alguno de los proyectos de vacunas estén disponibles para esa fecha.

De esta forma, crecen las especulaciones que se han ido alimentando en las últimas semanas sobre la implementación de la tan esperada inmunidad antes del fin de la fase 3. Como se espera que esa etapa finalice cerca del fin del año, el presidente Donald Trump está muy interesado en que ocurra antes de las elecciones presidenciales, que se celebrarán el próximo 3 de noviembre.

La semana pasada, el jefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), Stephen Hahn, dijo que se “podría considerar apropiado” comenzar a vacunar antes de que se complete esa fase. Además, este martes el principal referente sanitario del país, Anthony Fauci, adelantó que Estados Unidos tendrá una vacuna “efectiva y segura” antes de fin de año.

Por ello, pese a que el director de los CDC, Robert Redfield, trató de restarle peso a los documentos y dijo que “es simple preparación”, se trata de una señal más que indica que podría haber alguna vacuna -todos los cañones apuntan al laboratorio Moderna, aunque también podría ser la que proyecta Pfizer- antes de los comicios presidenciales.

Otro de los organismos que intentó quitarle mayor relevancia a los documentos de los CDC fue uno de los destinatarios del mensaje: la Asociación de Funcionarios de Salud Estatales y Territoriales, que tiene representantes de los 50 estados y sería vital para encarar una potencial distribución entre las personas de riesgo y el personal de salud, los primeros en recibir las dosis.

“Es un calendario agresivo, pero necesario”, se limitaron a calificar, lo que recibió duras críticas de parte de diversos epidemiólogos del país.

“Este cronograma es profundamente preocupante, porque constituye una politización de la salud pública y posibles inconvenientes de seguridad. Es difícil no ver este mensaje como un impulso para una vacuna preelectoral”, sostuvo la epidemióloga Saskia Popescu, en diálogo con el Times.

En la misma línea se pronunció el doctor Cedric Dark, de la Facultad de Medicina de Baylor, quien calificó a la línea de tiempo como “ambiciosa”, debido a que faltan apenas “30 días para octubre” y todavía no hay señales firmes de que una vacuna sea exitosa y confiable para esa fecha.

Translate »