Los CDC confirmaron que la variante británica del Coronavirus es ahora la predominante en Estados Unidos

Foto: Twitter @CDCDirector

La agencia federal advirtió que la cepa detectada en el Reino Unido es un 50% más contagiosa y es “preocupante” porque produce un nivel de transmisión mayor y complicaciones más severas.

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Dra. Rochelle Walensky, confirmó que la variante británica del Coronavirus es la que predomina en este momento en el país.

“Según nuestras estimaciones más recientes de la vigilancia de los CDC, la variante B.1.1.7 es ahora el linaje más común que circula en los Estados Unidos”, dijo Walensky en una sesión informativa del Equipo de Respuesta COVID-19 de la Casa Blanca.

Una de las preocupaciones que manifestaron los CDC en relación a esta variante, es que puede reducir “significativamente” el efecto de los anticuerpos generados durante una infección previa por la enfermedad o después de que una persona reciba la vacuna. Un aspecto que podría afectar la efectividad de los tratamientos que hoy se encuentran en circulación.

De acuerdo con las autoridades, se han detectado 16.275 infecciones por la variante británica en el país hasta la fecha, entre ellos se ubica con el mayor número el estado de Florida con 3.192 casos y Michigan con 1.649 contagios, jurisdicciones donde las hospitalizaciones se han triplicado en el último mes.

“Las variantes preocupantes pueden requerir una o más acciones pertinentes de salud pública, como la notificación a la Organización Mundial de la Salud (OMS) (…) un mayor testeo o investigaciones para determinar la efectividad de las vacunas y tratamientos contra la misma”, detallan los CDC.

A finales de enero, Estados Unidos comenzó a superar el peor momento de la pandemia y dejó atrás registros de más de 200.000 fallecidos y 2.500 muertes diarias para comenzar a disminuir sus indicadores y llegar a un promedio de 50.000 casos diarios a mediados de marzo.

Si bien el índice de fallecidos en todo el país continúa descendiendo cada día y actualmente se contabilizan alrededor de 800 muertes diarias, la tasa de contagios ha aumentado en las últimas dos semanas. Para el 22 de abril se registraba un promedio de 55.000 casos diarios y ese rango cerró el 5 de abril en 63.400.

Al respecto, la Dra. Rochelle Walensky resaltó que la tasa diaria de casos de las últimas cuatro semanas aumentó en gran parte por la propagación de la cepa británica y otras variantes como la brasileña y africana.

Estados Unidos avanza con un plan de inmunización que ha administrado más de 168 millones de dosis, de las cuales 32,6% corresponden a personas que han recibido al menos una dosis y 58 millones de personas están completamente vacunadas.

A pesar de estos avances, Walensky destacó que la incidencia de casos “es demasiado alta para pensar que hemos ganado la carrera”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »