Los CDC actualizaron sus sugerencias de mascarillas y agregaron una recomendación clave

Foto: Captura de pantalla

En su nueva guía, los centros reforzaron el concepto de que los barbijos son “fuente de control” para prevenir la propagación del Coronavirus.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) actualizaron este miércoles sus guías con recomendaciones sobre el uso de mascarillas y añadieron una directiva clave: las mismas no solo sirven para evitar contagiar al resto, sino también para impedir ser contagiado.

Hasta este momento, solo se recomendaba el uso del barbijo bajo un concepto “solidario”: está comprobado que usarlo disminuye la potencialidad de infectar a otra persona en una magnitud considerable.

Desde hoy, sin embargo, los CDC afirmaron que está comprobado que los tapabocas también bloquean las partículas provenientes de otras personas. Todo ello, aseguran, fue constatado gracias a varios estudios empíricos.

En uno, por ejemplo, dos peluqueras estuvieron en contacto con 67 clientes durante una jornada entera. Al poco tiempo, ambas dieron positivo, pero ninguno de los clientes se contagió debido a que las profesionales usaron correctamente el barbijo.

En otro informe se realizó un seguimiento de varias personas contagiadas a bordo de un avión. En su momento, no se sabía que estuvieran infectadas, pero cuando se confirmó se pudo comprobar que ninguno de los pasajeros cercanos dio positivo, ya que los contagiados utilizaron adecuadamente la mascarilla.

Uno de los detalles más importantes radica en el porcentaje en el cual el uso de mascarillas colabora para evitar contraer o contagiar el virus: 70%, una cifra que podría ser superior a la inmunidad que otorgan varias vacunas (aunque esta semana las de Pfizer y Sputnik aseguraron que las suyas superan el 90%).

Además, los organismos instaron a los gobiernos a reforzar los mensajes de uso de mascarilla, debido a que “varios análisis demostraron que, luego de que los líderes políticos ordenaron su uso universal, la cantidad de nuevas infecciones cayó de manera significativa”.

Esto, lógicamente, repercute en beneficios económicos. “Un aumento del 15% del uso de mascarillas podría evitar la necesidad de declarar confinamientos, que ocasionan pérdidas que llegan a un billón de dólares, lo que equivale a un 5% del Producto Interno Bruto”, afirmaron los CDC.

Translate »