Los astronautas de la primera misión de SpaceX regresaron a salvo a la Tierra

Foto: Reuters

Los dos profesionales arribaron a las aguas del Golfo de México, tras pasar más de dos meses en el espacio. Fue el primer amerizaje de una misión espacial estadounidense desde 1975.

Los astronautas de la primera misión que desarrollaron en conjunto SpaceX y la NASA regresaron este domingo con éxito a la Tierra, tras un seguro descenso en las aguas del Golfo de México.

Se trató del primer amerizaje de un proyecto espacial estadounidense desde 1975, cuando la misión Apolo-Soyuz, realizada en conjunto con el régimen soviético, volvió al planeta tras un encuentro en el espacio que le puso un alto a la Guerra Fría.

45 años después, la actual misión supone una victoria notable para SpaceX, la empresa fundada por el excéntrico millonario Elon Musk, dueño de la compañía de automóviles Tesla, que consiguió su intención de enviar una misión privada junto con la NASA y se apresta a continuar su carrera espacial con su sueño de llegar a la Luna nuevamente y, más tarde, a Marte.

“Esto es realmente solo el comienzo. La misión fue increíblemente fluida y ahora comenzaremos proyectos más ambiciosos”, adelantó la presidenta y directora de operaciones de SpaceX, Gwynne Shotwell.

Además, consigue darle un poco de respiro a Donald Trump, que está por debajo de Joe Biden de cara a las elecciones de noviembre, pero pudo mostrar una carta ganadora este domingo, ya que el proyecto contó con su explícito apoyo desde un primer momento.

“Es fantástico que los astronautas de la NASA vuelvan a la Tierra después de una misión de dos meses que ha sido muy exitosa. ¡Gracias a todos!”, escribió en Twitter el presidente, que había viajado a Cabo Cañaveral para el lanzamiento a fines de mayo.

El regreso, si bien fue exitoso, contó con un marcado temor de parte de la NASA, debido a que ocurrió cerca de la costa de Florida, donde este fin de semana arribó con fuerza el huracán Isaías. De hecho, el sitio original del amerizaje debió ser trasladado por precaución, aunque afortunadamente no hubo mayores complicaciones y el piloto Douglas Hurley y el co-piloto Robert Behnken llegaron sin problemas.

Fue el piloto Hurley quien pronunció las primeras palabras que marcaron el éxito de la operación, cuando la cápsula en la que viajaban ingresó a la atmósfera y desplegó con éxito sus paracaídas mientras se dirigía al agua: “Es realmente un honor y un privilegio”, exclamó, mientras los técnicos de la NASA celebraban en el centro de operaciones.

“Gracias por hacer las partes más difíciles e importantes de cualquier misión espacial: ponernos en órbita y devolvernos a casa de forma segura”, agregó Behnken al equipo de SpaceX, una vez que se encontraron en tierra.

Translate »