Lopez Obrador reclamó a Estados Unidos pasar del discurso a las soluciones para la crisis migratoria

Foto: presidente.gob.mx

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pidió a Washington pasar del discurso a la acción y resolver la crisis migratoria que afecta a ambos países, en un clima de máxima tensión por las fotos en la frontera mexicano-estadounidense de policías golpeando con látigos a inmigrantes haitianos y un fallido intento de expulsados de abordar en Puerto Príncipe un avión con destino a Estados Unidos.

«Ya basta de discurso, ya hace falta la acción», dijo el mandatario en su habitual conferencia matutina, al recordar que Washington ofreció 4.000 millones de dólares para invertir en los países donde se origina la migración indocumentada, sumándose así a los reclamos de los mandatarios regionales.

«Había el compromiso de que iban a invertir 4.000 millones, 2.000 para Centroamérica y 2.000 para México. No ha llegado nada, nada», se quejó López Obrador, informó la agencia de noticias AFP.

AMLO matizó su reclamo indicando que ve «buen ambiente» en la Casa Blanca, pues el presidente Joe Biden «sí está interesado en resolver el problema», al igual que su vicepresidenta, Kamala Harris y el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan.

«Hay condiciones inmejorables para suscribir un buen convenio para el desarrollo de América Latina y el Caribe, y en particular en los países de Centroamérica, entonces vamos a esperar. Yo creo que sí va a haber los resultados», confió López Obrador.

Decenas de miles de migrantes, en su mayoría haitianos, se agolpan desde hace varias semanas en las ciudades mexicanas de Tapachula (frontera sur con Guatemala) y Ciudad Acuña (norte, limítrofe con Texas) con la intención de buscar refugio en Estados Unidos.

El tema cobró notoriedad al salir a la luz pública imágenes de integrantes de la policía montada de Estados Unidos golpeando con látigos a haitianos para disuadirlos de intentar cruzar el Río Grande e ingresar a territorio estadounidese.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, criticó en Twitter el maltrato a haitianos en un mensaje en el que señala que los estadounidenses «venden al mundo el ´sueño americano´ y esperan a los migrantes con una pesadilla en la frontera. ¿Quién habló de Derechos Humanos?», escribió el mandatario cubano en su perfil personal de la red social.

Miles de haitianos comenzaron a ser deportados esta semana por las autoridades estadounidenses, aumentando su drama.

Hoy, un grupo de ellos protagonizó un fallido intento de abordar un avión con destino al país norteamericano, informó la cadena de televisión Fox News.

El Departamento de Seguridad Nacional comunicó que tres agentes de aduanas resultaron levemente heridos por los migrantes en dos incidentes separados en la pista del aeropuerto, informó la agencia de noticias Sputnik.

La situación en Haití se desestabilizó en los últimos meses tras el asesinato del presidente Jovenel Moise el 7 de julio y el terremoto que arrasó el país el 14 de agosto matando a más de 2.200 personas y causando más de 12.000 heridos.

El sismo destruyó unas 53.800 casas y otras 83.770 sufrieron daños leves o graves, lo que afectó de manera directa a más de 690.000 personas, el 40 % de la población de la región.

Los 2.000 migrantes que llegaron a principios de la semana pasada a la ciudad texana Del Río, desde México, se habían convertido en 15.000 para el viernes -muchos de ellos haitianos-, lo que provocó que el alcalde local, el demócrata Bruno Lozano, reclamara «una acción rápida» del Gobierno federal para evitar que la crisis humanitaria se agigante.

Ayer, el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, instó al mandatario a poner fin a las deportaciones masivas de migrantes haitianos, calificando esta política de actitudes «detestables y xenófobas» de la gestión del exmandatario Donald Trump.

También ayer Naciones Unidas expresó su preocupación por las deportaciones masivas de inmigrantes haitianos.

El organismo advirtió que personas con solicitudes de asilo serias pueden estar en riesgo y subrayó que todas las personas que piden asilo tienen derecho a que se consideren sus demandas.

La vocera de la agencia de la ONU para los refugiados, Acnur, Shabia Mantoo, precisó que solicitar asilo es un «derecho humano fundamental» y pidió «que se respete ese derecho».

Translate »