Licencias de Conducir para Todos en Pensilvania: «Es un camino largo, pero esto definitivamente es un comienzo»

Foto: Fb @DrivingPAForward

Luis Larín es uno de los referentes de la coalición Manejando Pensilvania PA ´lante. En una entrevista exclusiva con el medio, brindó detalles de la audiencia pública de este miércoles, en la que se trató la cuestión de las licencias de conducir para personas indocumentadas.

Por: Julián Virga

Manejando Pensilvania PA´lante” es una organización sin fines de lucro. Se define a sí misma como una “coalición estatal compuesta por organizaciones de defensa, fe, empresas, agricultores, trabajadores y miembros de la comunidad”, que tiene como objetivo “la aprobación de la legislación con respecto a la accesibilidad de una licencia de conducir estándar con estrictas protecciones de privacidad y datos para todos los residentes de Pensilvania, independientemente de su estado migratorio”.

Por lo tanto, fue una de las principales organizaciones comunitarias que se interesó en participar en la promoción del proyecto de ley de “Licencias de Conducir para Todos”, cuya primera audiencia pública se realizó el pasado miércoles en el Comité de Transporte de la Cámara de Representantes de Pensilvania.

La audiencia no es el final de la lucha, sino el principio de la lucha más concreta, la que se da a nivel político”

La frase corresponde a Luis Larín, referente y miembro activo de la coalición. El sentido de sus palabras se lo da el contexto: “En años anteriores esta legislación ha sido introducida y no ha pasado más que eso, lastimosamente. No por falta de trabajo de la comunidad, sino por falta de que los políticos hagan más de su trabajo”.

Más allá de su cautela, Larín considera que la audiencia pública ha sido un gran avance en el objetivo de tener derecho a las licencias de conducir para personas indocumentadas: “La audiencia pública puso a esta legislación en una mejor posición para ser escuchada. Esto causa mucha esperanza dentro de nuestra comunidad”.

En este sentido, considera que gracias a más de 10 años de trabajo del colectivo, están logrando contar con el apoyo de los representantes, que son quienes tienen el poder de implementar el proyecto: “Estamos viviendo un cambio en cuanto a cómo está percibiéndose esta legislación. Están entendiendo que se trata más que nada sobre seguridad pública y no sobre inmigración”.

“No se nos está dando lo esencial, que es la dignidad”

Consultado sobre la situación actual de la comunidad, Larín fue contundente: “No importa quién sea el presidente, nosotros hemos visto que nuestra comunidad continúa siendo olvidada, utilizada, pisoteada, y lastimada”.

Luis sostiene que se trata de una situación sumamente injusta, ya que mientras los miembros de la comunidad aportan a la sociedad tanto económica como culturalmente, las familias siguen siendo separadas por un simple control de tránsito.  

Un relato del referente de la coalición ilustra la situación: durante el momento más complejo de la pandemia, muchas personas del colectivo eran trabajadores esenciales y tenían que conducir. En ese contexto, recibieron cartas de sus empleadores solicitando a la policía que los dejara circular libremente.

“Muchos de los miembros de nuestra comunidad recibieron este tipo de cartas y es interesante ver que en ese momento era adecuado que ellos manejen”.

“Negándonos las licencias, nos están negando la identidad”

La mayoría de las voces de la audiencia se pronunciaron en favor del avance del proyecto de ley, aunque continúan apareciendo con frecuencia algunos argumentos en contra. 

Ejemplo de ello es la postura que señala que el atentado del 11 de septiembre fue perpetrado por inmigrantes con licencias de conducir, algo que Larín desmiente categóricamente: “No eran inmigrantes indocumentados, eran inmigrantes que vinieron con todas las reglas. No tiene ninguna relación”.

“Otro argumento es que Pensilvania se va a convertir en un imán para inmigrantes indocumentados, cosa que tampoco ha pasado en otros estados”, comentó. En este sentido, el referente de la organización asegura que “la gente se mueve buscando oportunidades, no ha habido ningún tipo de invasión en los estados que aprobaron la ley”.

Para Luis, se trata de razones poco fundadas, basadas en el miedo, que tienen la intención de contentar a ciertos sectores sociales que consideran a los inmigrantes como un problema nacional.

Al contrario de lo que muchos podrían pensar, la situación de las licencias excede al significado de una simple habilitación para conducir de manera legal en el país.

“Para nosotros esto no es acerca de una licencia de conducir. Se trata de la seguridad pública, ya que mientras más gente tenga licencias, más gente va a tener que seguir las reglas y estar obligados a comprar seguro, tomar las clases, pasar el examen, por lo que van a crear más seguridad para todos en los caminos”.

En este punto, Larín reflexiona que se busca establecer un cambio de paradigma: “Al negarnos las licencias, nos están negando nuestra identidad. Nos están diciendo que solamente existimos cuando hay que pagar impuestos y trabajar. Para todo lo demás, no existimos”. 

Pasos a seguir

Consultado por las acciones que continuarán la lucha del colectivo, Larín expresó que “aún no podemos decir mucho porque estamos esperando a ver cómo se mueven las cosas después de la audiencia”.

A raíz de las repercusiones de la jornada, se sabrá cómo se desenvolverá la aprobación de la legislación.

Independientemente de eso, Luis explicó que el foco estará puesto en la educación: “Vamos a seguir teniendo visitas legislativas para informar a los representantes. A su vez, es importante hacer acciones educativas con la sociedad, para que dimensionen lo que ocurre y no se dejen llevar por argumentos incorrectos”.

A la espera de continuar con los pasos necesarios para que las “Licencias de Conducir para Todos” sea una realidad, la apuesta de Manejando Pensilvania PA´lante seguirá siendo la misma: “Lograr que la comunidad se involucre”.

Translate »