Levine aseguró que Pensilvania ya está desarrollando un plan de distribución de vacunas para sus ciudadanos

Foto: WITF

La funcionaria manifestó su “esperanza” de que pueda haber un proyecto aprobado “antes del comienzo del próximo año”, pero pidió que no haya “influencia política” cuando esto ocurra.

La secretaria de Salud de Pensilvania, Rachel Levine, aseguró que el Gobierno ya se encuentra elaborando un plan de distribución de vacunas para todos los ciudadanos, que se llevará a cabo cuando el primer proyecto de una inmunidad contra el COVID-19 se encuentre aprobado.

Si bien no brindó mayores detalles, la funcionaria dijo que este calendario será “sólido”, con la intención de evitar idas y vueltas, y poder garantizar que los trabajadores esenciales reciban la vacuna primero y luego lo haga la población en general.

Además, aunque no quiso precisar una fecha en la cual esto podría desarrollarse, manifestó su “esperanza de que pueda comenzar a ocurrir antes del comienzo del próximo año”.

Este parece ser un panorama más realista al de Donald Trump, que desea comenzar con las pruebas en octubre para poder tener un empujón previo a las elecciones presidenciales, que se celebrarán el próximo 3 de noviembre.

Inclusive, el propio director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) les pidió a los estados que se preparen para una potencial distribución en esta fecha, aunque no se prevé que esto efectivamente ocurra.

Sobre esta situación, Levine lamentó que haya “politización” en el proceso de las vacunas estadounidenses, y recordó que “no se puede fijar una fecha concreta en la ciencia” cuando se habla de vacunas.

Además, volvió a reiterar que la cercanía de la temporada invernal augura un pronóstico complicado en relación al COVID-19, ya que se juntará con el período de influenza o gripe.

“Tendremos COVID-19 en nuestra temporada de gripe habitual, y ese es un problema potencialmente muy grave”, advirtió, y agregó que “nadie sabe qué sucede si se contrae COVID-19 e influenza al mismo tiempo”.

Debido a ese panorama, la funcionaria pidió a los habitantes que se vacunen contra la gripe, “una decisión de importancia durante esta temporada particular”.

Aunque la advertencia de Levine tiene sus fundamentos, esta situación -la conjunción de la influenza y el COVID-19- ya había sido motivo de preocupación en los países del hemisferio sur durante los meses de frío y no terminó ocasionando mayores problemas.

Los especialistas encuentran varios motivos al respecto, pero el principal es que los cuidados generalizados contra el Coronavirus generaron una drástica disminución de los contagios de gripe y otras complicaciones respiratorias, que solían ser habituales cada invierno.

Sin embargo, Estados Unidos -y el hemisferio norte en general- cuentan con la desventaja de tener varios meses más de agotamiento para su población, lo que podría disminuir los cuidados en muchas personas, especialmente con el aumento de las reuniones en espacios cerrados para soportar el frío.

Translate »