Leve crecimiento de las solicitudes de subsidios por desempleo

Foto de Brad Neathery on Unsplash

Las solicitudes de subsidio por desempleo registraron un leve crecimiento durante la tercera semana de agosto, según informó hoy la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Trabajo en Washington.

Cerca de 353.000 personas solicitaron nuevas prestaciones por desempleo tras haber sido despedidas entre el 15 y el 31 de agosto, lo cual representan 4.000 personas más que los 349.000 pedidos de la semana anterior, cuando marcó un mínimo desde que comenzó la pandemia de Coronavirus.

El número representa el primer alza en el índice en cinco semanas y supera levemente lo previsto por los economistas encuestados por la agencia Bloomberg, quienes pronosticaban un incremento aunque más tenue de 350.000 inscripciones.

Pese a la mejora que está registrando el mercado laboral estadounidense, la cifra aún no alcanzó los niveles previos a la pandemia donde promediaba los 205.000 pedidos.

El aumento posiblemente refleja solo cierta volatilidad en los datos semanales frente a una tendencia sostenida de elevada demanda laboral, de acuerdo con la lectura de la agencia Bloomberg.

La variante Delta del COVID-19, que está provocando un aumento de los contagios y hospitalizaciones en el país, si bien representa un riesgo a la recuperación del empleo hasta ahora no presentó suficientes evidencias de que esté provocando despidos.

Posiblemente esto último se deba a que no se volvieron a implementar severas restricciones en restaurantes, bares y espacios de entretenimiento, sectores muy afectados al inicio de la pandemia y que representó un gran número de los despidos.

Asimismo, 2,9 millones de personas recibían subsidios por desempleo al 14 de agosto, lo cual representa una ligera caída respecto de la semana anterior.

Los Estados de Maryland. California y Illinois registraron los incrementos más pronunciados de solicitudes, mientras que Michigan, Texas y Virginia, en ese orden, lideraron los descensos.

Más de 20 gobernadores ya finalizaron de manera prematura los programas federales de desempleo que incluían, entre otros beneficios, el pago extra de 300 dólares semanales; con el objetivo de incentivar la ocupación de los puestos de trabajo disponibles.

Sin embargo, se presentaron diversos recursos legales en algunos de esos Estados para frenar las medidas y restaurar dichos subsidios, que oficialmente expirarán a principios de septiembre.

Si bien la Casa Blanca no prevé extender la asistencia especial para desempleados, la semana pasada informó a los Estados que pueden seguir utilizando con ese fin los fondos asignados a tal efecto que no fueron empleados hasta el momento.

En la última semana de marzo de 2020 al comenzar la pandemia del Coronavirus, los pedidos semanales de subsidios habían alcanzado la cifra récord de 6,8 millones, y desde entonces han ido disminuyendo.

El último reporte de empleo publicado a principios de este mes indicó que en julio se generaron 943.000 nuevas posiciones, el mayor incremento en casi un año y un número mayor al esperado; mientras que el índice de desempleo registró una caída a 5,4 %, la menor cifra desde que comenzó la pandemia (donde llegó a marcar un 14,8%) y una reducción frente al 6,3 % de principios de este año, aunque 11,7 millones de estadounidenses continúan desempleados.

Nuevos datos de empleo, claves para la definición de la política monetaria a seguir por la Reserva Federal (FED), se publicarán el viernes de la semana próxima.

Translate »