Legisladores de Pensilvania quieren que la Guardia Nacional intervenga en la administración de las vacunas contra el COVID-19

Foto: Fb Tim O'Neal

Timothy O’Neal, republicano del condado de Washington, presentó un proyecto de ley para que la fuerza federal participe en la campaña de inmunización. Esta situación se da en medio de cuestionamientos sobre las decisiones del gobernador Wolf.

Luego de algunas críticas a las decisiones tomadas por el gobernador Tom Wolf en la campaña de vacunación contra el COVID-19, un legislador presentó un proyecto de ley para que la Guardia Nacional participe en la administración de las vacunas.

Timothy O’Neal, repubicano del condado de Washington, fue quien llevó adelante la misiva y Seth Grove, también republicano por el condado de York, el que patrocinará la medida. Según el autor del proyecto, “los cambios recientes en la orientación del Departamento de Salud del estado sobre quién es elegible para recibir la vacuna han generado confusión entre el público en general y los proveedores de vacunas”.

“Es realmente un problema logístico que resolver”, dijo O’Neal y agregó: “Los militares son expertos en eso, así que ¿por qué no usarlos?”.

En caso de aprobarse el proyecto, se requerirá que la Guardia Nacional tenga centros de vacunación en funcionamiento dentro de los 45 días previos a la entrada en vigencia de la medida. También se garantizará que apoye a los proveedores de las vacunas en el traslado de las mismas.

El proyecto podría ser aprobado por la Cámara de Representantes la semana próxima y O’Neal la llevaría al escritorio de Wolf la semana del 1 de marzo. 

Una de las principales preocupaciones planteadas por Kim Ward, líder de la mayoría republicana en el Senado, es un mapa online que muestra la disponibilidad de la vacuna en diferentes ubicaciones del estado, a donde hay información que no está actualizada.

No saben a dónde ir”, dijo Ward en referencia a los adultos mayores que ahora son elegibles para colocarse la dosis.

El gobernador Tom Wolf atribuyó la falta de vacunas a la escasa distribución federal y señaló que el estado necesita 6,5 millones de dosis para superar la “Fase 1A” que cubre a trabajadores de la salud y adultos mayores de 65 años.

Translate »