Las ventas minoristas en Estados Unidos descendieron en noviembre debido a una lenta recuperación económica

Foto: Bloomberg

A medida que la pandemia continúa aumentando a cifras récord en todo el país y el gobierno no define la aprobación de un paquete de alivio, los indicadores económicos en el área comercial reflejan duras consecuencias.

El Departamento de Comercio informó que las ventas minoristas registraron una contracción del 1,1% en comparación con una caída del 0,1% en octubre, una tendencia que no se evidenciaba desde la situación más compleja de la pandemia en marzo y abril.

Los datos oficiales revelaron que, con excepción de la industria de automóviles y gasolina, el comercio descendió un 0,8% con respecto a las proyecciones de alza estimadas en 0,1%. Asimismo, los distribuidores de vehículos de motor y repuestos evidenciaron una caída de 1,7%, mientras que las tiendas de materiales de construcción y las gasolineras disminuyeron un 0,5%.

La situación económica parece complicarse cuando el país sigue luchando con el creciente número de casos y muertes por COVID-19. En las últimas 24 horas registró más de 198.000 contagios y de 3.000 decesos junto a un promedio de más de 100.000 hospitalizaciones diarias en los últimos 10 días.

A pesar de la compleja situación, la cifra total de ventas minoristas cerró en noviembre con 4,1% por encima de los indicadores del año pasado en el mismo periodo. Además, las condiciones actuales aumentaron las ventas de los minoristas no comerciales en 29,2%. De igual manera, las categorías que registraron ganancias fueron materiales de construcción, tiendas de alimentos y bebidas.

Sin embargo, la mayor afectación la sufrió el sector gastronómico con un desplome de 17,2%, una industria que corre el riesgo de cerrar alrededor de 10.000 locales de comida en los próximos tres meses si el Congreso no aprueba pronto un paquete de alivio que les permita resistir “el punto más peligroso” de su año comercial.

Mientras el país corre el riesgo de enfrentarse a un panorama más complejo por el avance de la pandemia, las expectativas están centradas en que legisladores demócratas y republicanos sancionen una propuesta bipartidista de más de 900 mil millones de dólares que está sobre la mesa y espera definirse antes de navidad.

A medida que la crisis sanitaria se agrava y aumentan las restricciones en distintos estados, el Departamento de Trabajo informó que durante la última semana se registraron 853.000 solicitudes por desempleo, un factor preocupante que revela la necesidad de la demorada asistencia federal para garantizar ayuda vital a millones de estadounidenses.

Translate »