Las universidades estatales de Pensilvania solicitaron $35 millones extras al Gobierno

Foto:Penlive

El pedido corresponde al presupuesto 2021-2022. Gran parte de esos fondos estarían destinados a solventar los gastos que requiere la transformación de la educación a la modalidad virtual.

El Sistema Estatal de Educación Superior de Pensilvania, al cual pertenecen todas las universidades estatales del estado, solicitó formalmente al Gobierno un aumento en los fondos que este organismo recibe año a año.

La suba requerida para el período 2021-22 es de $35 millones (un 2% más que el año pasado), de los cuales $25 millones estarían destinados exclusivamente a realizar las transformaciones tecnológicas necesarias que la pandemia requiere en las casas de estudios.

Todo esto ocurre por la necesidad de implementar una educación mayoritariamente virtual en el peor de los casos o híbrido en el mejor en el medio del COVID-19. De hecho, los recientes brotes en universidades de Nueva Jersey y Pensilvania impiden pensar en un sistema presencial a corto plazo que se implemente sin la posibilidad de una vuelta atrás en el caso de que se produzca un aumento en los contagios.

Los restantes $10 millones tienen la intención, según indicaron desde el seno de las universidades, de actualizar el presupuesto, debido a que en los últimos dos años se decidió no aumentar la matrícula para el beneficio de los estudiantes.

En total, serían $487 millones que el Gobierno debería destinar al conjunto de institutos superiores, aunque todavía resta saber si la administración Wolf aprobará esta suba en el área debido a la complicada situación económica que genera la pandemia.

“Entendemos totalmente la situación financiera que enfrenta el Gobierno por la pandemia de COVID. Solo estamos tratando de equilibrar nuestras necesidades para continuar apoyando a los estudiantes mientras seguimos brindando educación de calidad”, aclaró Sharon Minnich, vicerrectora de administración y finanzas del Sistema Estatal de Educación Superior.

En la misma línea se pronunció la presidenta de la junta del sistema, Cynthia Shapira, que afirmó que desde el organismo no se consideran “arrogantes” al pedir un aumento en un contexto de recortes, despidos, recesión económica y crisis sin un final claro a la vista.

Translate »