Las restricciones ponen en peligro a festivales de Lehigh Valley, incluidos Allentown Fair y Musikfest

El distanciamiento social y las medidas restrictivas solicitadas por el Estado complicarían la apertura de ferias y festivales tradicionales de la región, para evitar la propagación del Coronavirus.

Si bien Lehigh Valley espera por la llegada de una nueva etapa de flexibilización el próximo 5 de junio, las reuniones sociales quedarían limitadas a no más de 25 personas. Esta medida impediría la apertura de eventos sociales tradicionales y la población se perdería de grandes festivales como Allentown Fair y Musikfest. 

El área metropolitana todavía se encuentra lejos de la tan ansiada normalidad y, mientras se espera por el ingreso de la fase amarilla, la próxima etapa (verde) parece ser una utopía en un futuro inmediato. Se llevaría adelante solo en el caso que se presente una disminución continua de infectados durante 14 días. 

Aún ante el mejor de los escenarios, el gobernador Tom Wolf publicó algunas limitaciones de la fase verde, que llevaría a suspender conciertos, ferias, festivales, eventos deportivos y demás encuentros sociales, en la medida en que superen las 250 personas.

Con un panorama poco alentador sobre el avance de la pandemia, la población se perdería de festivales que se volvieron tradición durante más de 150 años. Uno de ellos es la Feria de Allentown, evento que normalmente marca el inicio del verano y recibe a destacados artistas en un show de gran convocatoria para la ciudad y sus alrededores.  

Los organizadores de los principales eventos, entre los que también entraría el Musikfest, ven cada vez más compleja la realización de grandes acontecimientos para este 2020. La presidenta de la Asociación de Ferias del Condado de Pensilvania, Sally Nolt, expresó que “cualquier feria que esté operando iría en contra de las medidas del gobernador”.

Translate »