Las redes sociales establecen nuevas normas para combatir la desinformación antes de las elecciones presidenciales

Foto: Flickr

Los gigantes de la tecnología adecuan sus plataformas para bloquear anuncios políticos en tiempos determinados y prohibir la difusión de contenido electoral falso o inadecuado.

Las grandes redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter y Google han anunciado actualizaciones en sus normas de publicación de contenidos y restricciones para evitar la divulgación de información falsa relacionada con los comicios de noviembre, en un panorama electoral que proyecta dar unos resultados más prolongados y podría generar escenarios de confrontación en una sociedad polarizada.

En este contexto, Facebook decidió prohibir la publicación de todos los anuncios y mensajes políticos en sus páginas desde una semana antes de los comicios presidenciales. Esto se basa, en gran parte, en las acusaciones que surgieron en torno a la empresa de Mark Zuckerberg por contribuir al triunfo de Donald Trump en las elecciones de 2016.

Ante la posibilidad de cualquier otro escándalo electoral, la red social etiquetará como falsos anuncios que “declaren la victoria prematura” de algún candidato o que “intenten poner en duda el resultado de las elecciones” antes del anuncio oficial. En ese sentido, las estadísticas de Facebook detallan que de 2 mil millones de usuarios registrados, solo un 5% daría click a una publicación marcada como falsa.

De la misma manera, bloqueará cualquier intento de grupos que pretendan utilizar la red social como espacio para fomentar violencia y disturbios en las calles.

Por su parte, Google descartará cualquier publicidad política al menos siete días después del cierre de las urnas, para evitar la difusión de algún contenido donde se evidencien pronunciamientos de victoria anticipadas o algún reclamo sobre los resultados electorales que podrían extenderse por varios días, ya que la modalidad del voto por correo puede predominar por el Coronavirus.

Asimismo, el buscador actualizará sus mecanismos de exploración sobre cualquier información electoral. “Las nuevas políticas de autocompletado (la función que ofrece Google para sugerir opciones para completar su búsqueda automáticamente) protegería a los usuarios de las predicciones inapropiadas”, señaló la empresa en un comunicado.

Por su parte, Twitter informó que “etiquetará o eliminará la información errónea que tenga como objetivo socavar la confianza en las elecciones en Estados Unidos” a fin de “protegerse contra la supresión de votantes y el contenido engañoso” en su timeline.

Cabe recordar que en mayo Twitter marcó unos tuits del presidente Donald Trump por afirmar que las boletas por correo son “sustancialmente fraudulentas”, y también bloqueó en su momento la cuenta del hijo del presidente por publicar información indebida sobre el Coronavirus. Luego la red social sancionó junto a Facebook al mandatario por publicar que los niños son “prácticamente inmunes” al COVID-19.

El escenario político que pueda presentarse el día de los comicios es incierto, ya que el presidente Trump no se comprometió a entregar el mando si pierde en unas elecciones donde el voto por correo sería masivo y del que siempre dijo que podrían “facilitar el fraude”.

Ante posibles denuncias de fraude, el candidato presidencial demócrata Joe Biden prepara un importante equipo legal para las elecciones frente a una posible medida de su contrincante, que ha criticado reiteradamente el voto por correo y podría rechazar el resultado de los comicios.

Translate »