Las piscinas de Lehigh Valley permanecerán cerradas durante la temporada

Foto: Pixabay

Tras las restricciones a la población por el Coronavirus, se cancelaron las escuelas de verano en Allentown, Bethlehem y Easton. 

Las piscinas de Lehigh Valley permanecerán cerradas junto a demás actividades de la temporada debido a las medidas impuestas por la pandemia. La decisión de los funcionarios responde a las restricciones de evitar reuniones de más de 25 personas, lo cual imposibilita la apertura de las instalaciones. 

De esta forma, Allentown pierde la posibilidad de operar en cualquiera de sus espacios de recreación y se encuentra en búsqueda de otras acciones que permitan cumplir las pautas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y el Departamento de Salud de Pensilvania. 

El alcalde de la ciudad, Ray O’Connell, dejó en claro que ningún área del Estado tiene permitido reunir la cantidad de personas que demanda una pileta y declaró: “No podemos esperar contratar socorristas, personal de la piscina e instructores del programa de juegos para un día inaugural que tal vez nunca llegue”.

El cierre de las piletas no es la única actividad que se verá afectada por esta ordenanza. Tanto las películas en el parque, la serie de conciertos al aire libre y los alquileres de pabellones y campos deportivos también tendrán que esperar hasta el próximo verano.  

La medida aplica de igual manera, y bajo las mismas restricciones, en Easton y Bethlehem , que deberán buscar alternativas con menos concurrencia para que sus habitantes puedan pasar la temporada. 

El condado de Lehigh y el condado de Northampton todavía están en la fase roja. Incluso en la fase amarilla, las restricciones no hacen posible que se abran las piscinas. Estamos tan frustrados y decepcionados como todos, pero debemos seguir las pautas del gobernador Wolf”, remarcó el alcalde de Bethlehem, Robert Donchez.

Translate »