Las muertes por COVID-19 en el país representan más del 20% del total global

Foto: SJ Objio - Unsplash

Mientras la situación empeora gravemente, sólo siete estados muestran tendencias de baja de casos: Arizona, Florida, Georgia, Maryland, Rhode Island, Texas y Virginia.

Según datos revelados por la Universidad Johns Hopkins, se necesitaron menos de ocho meses para pasar de la primera muerte relacionada con el Coronavirus reportada en Wuhan, China, el 9 de enero, a una cifra mundial de muertos de 1.001.800 registrada este martes por la mañana.

Los expertos en salud advierten que las cosas pronto podrían empeorar. Sólo 20 estados se mantienen estables en cuanto al promedio de casos nuevos diarios en comparación con la semana pasada, mientras que 23 informan más infectados, entre ellos: Alabama, Alaska, Colorado, Idaho, Indiana, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Montana, Nebraska, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Oregon, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Utah, Vermont, Washington, Wisconsin y Wyoming.

Con el otoño y el invierno que pronto llevarán a las personas al interior y traerán la temporada de gripe, los expertos advierten que los estadounidenses deberán ser consistentes con el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias. En este sentido, el uso de máscaras, el distanciamiento social y evitar grandes multitudes será clave. 

Actualmente, EE.UU. ocupa el primer lugar en el número total de muertes por Coronavirus reportadas en todo el mundo y el sexto por cada 100.000 personas. El recuento de Johns Hopkins muestra que EE.UU., Brasil, India y México presentan más del 50% de las muertes en todo el mundo.

En tiempos donde la mayoría de los desarrollos de vacunas en diferentes países se encuentran en fase 3, la realidad marca que en Estados Unidos la pandemia está lejos de desaparecer, con recuentos diarios de casos positivos que rondan los 40.000 infectados en todo el país. Hasta que la o las vacunas sean una realidad y su distribución pueda obtener un alcance masivo, no olvidar la gravedad de la crisis mundial de salud por la que estamos atravesando será clave para que la situación no empeore aún más.

Translate »