La variante Delta del Coronavirus hizo crecer velozmente la cantidad de casos en el país

Foto: Official White House Photo by Adam Schultz / The White House - Flickr

Mientras la variante Delta continúa propagándose rápidamente, algunas zonas del país experimentaron un abrupto aumento en los contagios en la última semana y la campaña de vacunación se ralentizó debido al escepticismo de los ciudadanos, dijeron las autoridades.

Expertos advirtieron que pronto podría haber una «cantidad sorprendente de muertes» en algunos estados como Florida, Luisiana, Arkansas, Missouri y Nevada, luego de que en los últimos siete días Estados Unidos reportó un promedio de 19.455 casos nuevos, es decir un aumento del 47% con respecto a la semana anterior, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Un tercio de estos nuevos contagios corresponden a los cinco estados mencionados, según expresó el analista médico y cardiólogo Jonathan Reiner, citado por la cadena de noticias CNN.

«En lugares como Missouri, donde las unidades de cuidado intensivo (UCI) están abarrotadas, habrá una cantidad sorprendente de muertes», pronosticó Reiner anoche.

«Comenzaremos a ver un aumento en la mortalidad«, agregó.

En el hospital Mercy de Springfield, Missouri, el 91% de los pacientes de la UCI usan respiradores y muchos tienen entre 20 y 40 años, detalló, su director Erik Frederick, el sábado.

Según el experto, es una situación preocupante, ya que en el pico de la pandemia, el año pasado, solo había entre el 40% y el 50% de los pacientes de la UCI con asistencia mecánica.

Por lo general, los picos en los casos de Covid-19 conducen a un aumento en las tasas de muertes que se manifiesta tres a cuatro semanas después, debido a que un pequeño porcentaje de los infectados son hospitalizados y se deterioran.

Si bien, según Reiner, lo que es frustrante para muchos expertos es que son muertes «completamente evitables» ahora que las vacunas están disponibles, alrededor de un tercio de las personas mayores de 12 años en el país aún no recibió la vacuna, según datos de la red de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (​CDC).

Las cifras son alarmantes: de acuerdo a Rochelle Walensky, directora de CDC, en junio, el 99% de los decesos por Coronavirus reportados se produjo entre personas no inmunizadas.

En los últimos meses también se redujo drásticamente el ritmo de vacunación: unas 246.000 personas por día recibieron una dosis de la vacuna durante la última semana, un 88% menos que el pico de abril, mientras que 278.000 recibieron la segunda dosis la semana pasada, un 84% menos que el pico de abril.

«Realmente necesitamos vacunar a más personas, porque esa es la solución», reiteró hoy el principal asesor médico del presidente Joe Biden, Anthony Fauci, en CBS This Morning.

Translate »